El fabricante croata fija para el mes de marzo la puesta de largo de su flamante Rimac C_Two

No hemos terminado el año 2019 cuando la mayoría de constructores, ya sean los gigantes de la industria o aquellos que podrían considerarse artesanos, fijan sus objetivos para el próximo 2020.

Uno de estos corresponde a la empresa que toma su nombre del apellido de su fundador, Mate Rimac, un emprendedor que, con su primer proyecto, el Rimac Concept_One quiso sacudir los cimientos de la industria presentando un deportivo eléctrico de más de 1.000 CV, de hecho, 1.230.

Ya desde aquella propuesta logró recabar la atención general y particular en 2018 logrando que Porsche se interesara por su empresa y comprara, inicialmente, más de un 15 por ciento de sus acciones.

Este mismo año, Hyundai mostró también su interés en Rimac e invirtió en 80 millones de euros, un dinero que no solo supone una apuesta por este pequeño constructor sino que, para el grupo coreano, supone la recepción de conocimientos y tecnologías que aplicarán en los próximos vehículos electrificados asiáticos así como en el hipotético deportivo de altas prestaciones del departamento Hyundai N.

AdvertisementAdvertisement

Sea como fuere, el crecimiento empresarial de Rimac parece ir viento en popa y el siguiente paso es la fabricación de su segundo vehículo, el conocido como Rimac C_Two.

2020, el año de Rimac Automobili

A pesar de que Rimac volvió al Salón Privé en septiembre de este mismo año para exponer el prototipo, dará por oficializada la presentación de la versión definitiva en el próximo Salón de Ginebra de 2020.

Rimac C Two (1)Así, del 5 al 15 de marzo será en la cita suiza donde el mundo en general y la alta clase en particular podrán contemplar el modelo que se fabricará también desde el mismo 2020.

Es decir, 2020 es el año del Rimac C_Two ya que no solo será expuesto la versión definitiva sino que iniciará su producción en serie. Una fabricación que será limitada, inicialmente, a solo 150 ejemplares cuyo valor individual será de 2,2 millones de euros.

Por esa cantidad, los interesados en comprar uno de los Rimac C_Two, que serán construidos en la línea de montaje ubicada en el entorno de Zagreb, adquirirían un deportivo eléctrico construido alrededor de un chasis monocasco realizado en fibra de carbono, equipado con una carrocería altamente eficiente en su inserción contra el viento.

Además, gracias a equipar cuatro motores eléctricos ofrecerá potencia combinada asciende 1427 kW, equivalentes a 1.940 CV, un par motor de 2.300 Nm que permite alcanzar una velocidad máxima de 412 kilómetros a la hora y puede realizar un sprint, partiendo desde parado hasta los 100 km/h, en solo 1,85 segundos y dispone de una autonomía combinada, homologada en ciclo WLTP, de hasta 550 km.