Skoda Enyaq

El Skoda Enyaq será el primer SUV eléctrico de la marca checa y estará basado en la plataforma modular MEB

La familia SUV de Skoda está creciendo a un gran ritmo durante los últimos años, por lo que ya cuenta con tres integrantes: el Skoda Kamiq, el Skoda Karoq y el Skoda Kodiaq. Sin embargo, esta gama de todocaminos va a estrenar un nuevo modelo que poco tendrá que ver con todo lo visto hasta la fecha.

El motivo es que será el primer SUV eléctrico de la marca y el segundo modelo con este tipo de tren motriz en la gama. El primero en inaugurar esta etapa cero emisiones fue el Skoda Citigo-e, el gemelo del Seat Mii electric que pudimos probar en su presentación oficial.

Como ya nos tiene acostumbrada la marca con sus SUV, el nombre de este próximo lanzamiento también terminará en Q, y es que se llamará Skoda Enyaq. Por lo tanto, con este anuncio la marca ha confirmado que tendrá un todocamino con Etiqueta 0 de la DGT próximamente.

El Skoda Enyaq será un SUV eléctrico de estilo coupé

Tendremos que esperar para ver cómo será su diseño final, pero será la versión de producción del Skoda Vision iV, un concept car que la marca presento en la pasada edición del Salón de Ginebra. Por lo tanto, es más que probable que sea un SUV de estilo Coupé, algo parecido al Audi e-tron Sportback pero en un formato más pequeño.

A pesar de que el nombre parece no tener ningún sentido en especial, la marca no da puntada sin hilo. Este viene de la palabra Enya, que en irlandés quiere decir “fuente de vida”, por lo que quiere reflejar que este modelo será el inicio de una nueva era para la marca.

Será uno de los primeros lanzamientos 100% eléctricos dentro de la estrategia de la marca, y es que pretenden lanzar nada menos que 10 modelos electrificados de cara a 2022 para formar parte de la gama iV. Por el momento, ya tenemos el Skoda Superb iV, uno de los mejores híbridos enchufables que puedes comprar por 40.000 euros.

Skoda Vision Iv (2)Skoda hará una ofensiva electrificada muy potente

La apuesta del fabricante checo en este sentido será muy poderosa, y es que sus previsiones son que un cuarto de sus ventas sean electrificadas a finales de 2025. Para llevar este objetivo a buen puerto, la marca destinará nada menos que 2.000 millones de euros para el desarrollo de estos modelos.

Además, el Skoda Enyaq será el primer coche de la filial del Grupo Volkswagen en acoger la plataforma modular MEB especialmente creada para coches eléctricos. Por lo tanto, tendrá la misma base que modelos como el Volkswagen ID.3, el Seat el-Born o el Audi Q4 e-tron.

La versatilidad de esta estructura permitirá que el primer SUV eléctrico del fabricante pueda adoptar una buena variedad de configuraciones. Sin embargo, será más que posible que el Skoda Enyaq tenga al menos una variante de tracción integral integrada por dos motores eléctricos –uno por eje- que podría tener unos 300 CV. Tendremos que esperar para ver su autonomía con una sola carga, pero lo más posible es que oscile entre los 400 y los 500 kilómetros.