El futuro SUV 100% eléctrico de Ford basado en el Mustang llegará dentro de dos años, pero nos podría estar saludando en este vídeo

Los eléctricos tienen planeado adentrarse en todos y cada uno de los sectores del mercado, pero aún siguen existiendo firmas que pretenden innovar aún más a partir de este nuevo tipo de mecánicas. En esta tesitura se encuentra Ford, una marca que ya nos mostró sus claras intenciones de introducirse de lleno en el sector 100% eléctrico con la WORK XL, la furgoneta de reparto que recurre a este nuevo sustento de vida. Sin embargo, el segmento de los vehículos de servicios no es el único con el que quiere trabajar Ford, ya que, hace no mucho, la firma americana nos hablaba sobre sus claras intenciones de crear un SUV eléctrico basado en el emblemático Mustang.

La marca del óvalo afirmó que no sería hasta 2020 cuando conoceríamos a dicho modelo, pero Ford ha desvelado un vídeo sobre su futuro que contiene un dato muy interesante. Entre los diferentes clips mostrando el proceso evolutivo de la firma americana, debemos destacar un momento concreto en el que podemos vislumbrar un frontal de un vehículo gobernado por un caballo, el que también se encarga de dar vida al Ford Mustang.

Un caballo azul eléctrico

Pese a que Ford tiene la intención de desarrollar un SUV partiendo de la existencia del Mustang, no sería descabellado pensar que la firma recurriese al símbolo del muscle car para representar a este nuevo vástago. Sin embargo, este feroz caballo cuenta con una característica muy especial, y es que se encuentra retro iluminado en color azul.

Que la firma norteamericana haya escogido este color no es casualidad, ya que dicha tonalidad se encarga de representar a los vehículos 100% eléctricos, un tipo de mecánica que se aplicará sobre este modelo. Sin embargo, que este inminente Ford recurra a esta innovadora mecánica no implica que se pierdan sus principios, ya que la marca pretende seguir manteniéndose fiel a lo que implica un muscle car del calibre del Mustang.

Potencia al más puro estilo Mustang

Es cierto que aún son dos años los que nos separan de conocer en primicia a este nuevo vástago de Ford, pero podemos intuir que su esquema mecánico estará a la altura de las expectativas. Este SUV toma como base al Mustang, un muscle car de pura cepa que siempre ha contado con un rango de potencia alto, ideado para ofrecer unas prestaciones dignas de admirar.

Teniendo en cuenta las capacidades que declaran los motores eléctricos, estamos seguros de que Ford será capaz de transmitir dichas sensaciones de potencia bruta a su futuro SUV. Con esta premisa, podríamos estar hablando de varias motorizaciones para mover a este nuevo modelo de Ford, pero no sería descabellado pensar en cifras cercanas -o incluso superiores- a los 500 CV de potencia.

Su debut será en 2020

La tecnologia eléctrica cada vez está más asentada en nuestro mercado, pero aún así las marcas requieren de varios años para desarrollarla por completo. Por este motivo Ford ha decidido aplazar el lanzamiento de este SUV para poder dar cabida a diferentes innovaciones que mejoren en multitud de aspectos el concepto que conocemos ahora mismo de vehículo eléctrico.

Sin embargo, el hecho de que la firma estadounidense haya decidido proporcionarnos este pequeño adelanto quiere decir que muy pronto nos irán proporcionando pequeños detalles que nos acercarán al resultado final. Muy posiblemente sea en el Salón de Ginebra donde Ford aproveche para adelantarnos más información sobre este nuevo muscle car hecho SUV, el cual llegará para revolucionar el mercado en todos los sentidos.