Hyundai ya tiene en su gama la versión que le faltaba de su crossover: el Kona Híbrido. Lo probamos, y te contamos por qué es una alternativa muy interesante al Kona con motor diésel.

No hace tanto que Hyundai desvelaba algunas de las características de la versión híbrida del Kona, y te adelantábamos por qué el nuevo Kona Híbrido iba a dar mucho que hablar.

Ahora hemos podido ponernos a sus mandos en la presentación nacional a la prensa realizada por las carreteras jerezanas, incluyendo un pequeño tramo de pistas de tierra en la zona del Coto de Doñana. Y no podemos resistirnos a contarte las impresiones que nos ha dejado el Kona Híbrido, para lo cual se nos ha ocurrido una comparación inevitable: ¿es mejor opción que el Kona turbodiésel?

Hyundai Kona Híbrido

Te preguntarás, ¿por qué precisamente con el turbodiésel? Pues te lo voy a explicar.

AdvertisementAdvertisement

Mismo precio, híbrido o diésel

En la gama Hyundai Kona tienes para elegir motores de gasolina, diésel y este nuevo híbrido, además del Kona eléctrico. Si buscas coche eléctrico, no lo dudes, el Kona EV va de maravilla, y es uno de los coches eléctricos con más autonomía del mercado. Pero los coches eléctricos siguen siendo, hoy por hoy, para clientes “con enchufe”.

Así las cosas, el nuevo Hyundai Kona llega con su sistema de propulsión híbrido autorecargable que combina un motor 1.6 GDI de gasolina de 105 CV con un motor eléctrico de 43,5 CV. La potencia oficial anunciada es de 141 CV, con un par máximo de 265 Nm. Y los precios, utilizando el configurador de la marca para contar con los posibles descuentos, parten desde los 22.590 euros para la versión de acceso Klass, que ya cuenta con un equipamiento de serie destacado.

Hyundai Kona Híbrido

¿Y qué tenemos en la gama Kona que sea equivalente? Pues la versión 1.6 CRDi con 136 CV. Si montamos el cambio automático de doble embrague, para igualar con el híbrido, se pone en 20.890 euros con acabado Klass. Son 1.700 euros menos que el nuevo Kona híbrido. ¿Merece la pena?

Argumentos a favor del Hyundai Kona híbrido

Pues tras conducirlo durante un buen número de kilómetros, se nos ocurren unos cuantos.

El primero, su facilidad de manejo. No tienes que tener miedo a esta tecnología, si nunca has tenido un coche híbrido. Se conduce como un coche automático convencional con motor de combustión. En el Kona, ni siquiera tienes un botón para elegir el modo híbrido, el coche lo hace todo por sí solo, combinando los dos motores para que funcionen juntos o por separado, siempre según el tipo de conducción (lo que pises el acelerador, por decirlo en otras palabras).Y el cambio de doble embrague funciona muy bien.

Hyundai Kona Híbrido

Lo que sí puedes hacer es elegir entre un modo “Eco”, que favorece el consumo, o un modo “Sport” que da algo más de prioridad a las prestaciones. Se hace moviendo la palanca de cambios del pasillo “automático” a la zona donde la manejarías de forma secuencial, algo que también puedes hacer desde las levas en el volante. Más fácil, imposible.

Otro argumento a favor del Kona híbrido es que el reparto de pesos más equilibrado al contar con la batería bajo los asientos traseros hace que el comportamiento sea mejor que en el diésel. El Kona Híbrido pasa por los baches de forma algo más aplomada y estable. No es un argumento definitivo, pero ahí está. Por cierto, si te decides, mejor con los neumáticos 205/60-16 que con los 225/45-18 de algunas variantes de acabado, que quedan muy bonitos, pero hacen que el coche pierda ese equilibrio que demuestra con las ruedas de 16 pulgadas.

Hyundai Kona Híbrido

Más detalles a destacar del Kona Híbrido: ya no será excusa a la hora de decidirte por un coche de este tipo el que te quedes sin capacidad de maletero, como pasaba con los primeros coches híbridos hace unos años. El Kona se diseñó en su día pensando en este tipo de propulsión, y sigue ofreciendo 361 litros de capacidad de maletero, los mismos que las versiones de gasolina o diésel. Lo único que pierdes, eso sí, es que la rueda de repuesto no tiene cabida, y se monta un kit antipinchazos.

Algo que puede ser definitivo a favor del híbrido, y no nos vamos a extender mucho en este apartado, son las ventajas que tiene la etiqueta ECO de la DGT. Pero sin duda, es una diferencia con el diésel que puede resultar definitiva para muchos, sobre todo si vives en una capital como Madrid o Barcelona. Piensa, además, que tal y como van las cosas, en el futuro puede ser mucho más fácil y se podría depreciar menos de cara a una venta como coche de segunda mano un híbrido que un diésel.

Hyundai Kona Híbrido

Por último, aunque es muy difícil de evaluar, el mantenimiento. La experiencia actual con otros coches híbridos en el mercado demuestra que gastan menos frenos, los neumáticos duran más, y tienen que pasar menos por el taller. Mientras que en los diésel, sobre todo si los vas a utilizar mucho por ciudad, no dejan de dar problemas los filtros de partículas o las EGR. Y el turbocompresor también requiere de un cuidado especial, además de que puedes olvidarte de tener que rellenar el depósito de Adblue. Si tienes curiosidad, aquí puedes ver aquí las averías más caras que puede tener un coche.

Argumentos a favor del Kona diésel

No, no estamos diciendo que el híbrido gane al diésel. Dependerá del uso que le vayas a dar. Pero la conclusión es muy clara: para todo lo que no sea una utilización preferiblemente por carretera o autopista en viajes largos (el típico uso del coche que puede hacer un comercial), nos parece mejor elección el híbrido. Si te vas a pasar más de la mitad de los kilómetros que recorras al año, y esa cifra va a superar los 20.000, entonces piensa en diésel.

Hyundai Kona Híbrido

Las prestaciones no van a inclinar la balanza a uno u otro lado, podemos decir que están muy parejos en sensaciones y agrado de uso por respuesta del motor, si bien el híbrido es mucho más suave en ciudad, y el diésel algo más suave en carretera para mantener velocidades de crucero estables.

En cuanto al consumo, con el híbrido hemos logrado en la prueba mantenernos en los 6 l/100 km de media. Una cifra más fácil de conseguir (y de rebajar incluso) cuanto más conduzcas en ciudad, o cuanto más te esmeres en mimar el acelerador fuera de ella. Algo que no hay que hacer con el diésel, que gasta muy poco conduzcas como conduzcas, y no es tan sensible al ritmo de marcha.

Hyundai Kona Híbrido

Como verás, el nuevo Hyundai Kona Híbrido llega con muchos argumentos, y pisando muy fuerte. Si quieres profundizar un poco más sobre este modelo, sus versiones de equipamiento o cuestiones referidas con la habitabilidad, el maletero y su posicionamiento frente a sus rivales, aquí puedes leer una completa prueba del Hyundai Kona Híbrido analizado en 10 claves.