La presentación del nuevo Volvo XC40 Recharge, el todocamino eléctrico, llega cargada de energía para la gama electrificada

Tan solo hace un mes que fue presentado el nuevo Volvo XC40 eléctrico, bajo la etiqueta de Recharge, la firma de origen sueco en manos del consorcio chino Geely apuesta fuerte por la electrificación de su marca.

Desde modelos híbridos hasta coches 100 por 100 eléctricos son el futuro de la marca escandinava y, a pesar de que por las tierras nórdicas la popularización de los coches que usan y dependen en exclusiva de la energía eléctrica es un hecho, en otros puntos del viejo continente, la electrificación está encontrando reticencias.

Desde las cada vez más ampliadas autonomías, hasta los tipos de recarga, pasando por la red de puntos de abastecimiento… pero para que todo esto sea más llevadero y como aliciente tanto a la compra de una de las primeras unidades ensambladas del Volvo XC40 Recharge como cualquiera de sus vehículos híbridos recargables, la delegación británica pone en marcha un plan llamado Take Charge de devolución del gasto en energía eléctrica durante el primer año de los SUV vendidos.

Take Charge: electricidad gratis para los usuarios británicos de Volvo XC40

Volvo Gran Bretaña devolverá el importe del gasto de la factura de la electricidad de un año de sus coches eléctricos e híbridos y enchufables.

Esta promoción se aplicará, sin otras condiciones, a los vehículos que sean comprados desde la fecha de la publicación de esta iniciativa, hoy 8 de noviembre de 2019, hasta el 30 de junio de 2020. La promoción empezará a contar el gasto desde el próximo 20 de mayo del año venidero.

Así, el gasto relativo a la energía eléctrica tomada de la red eléctrica por parte de los EV como de los PHEV durante 12 meses será asumida por Volvo.

La contabilidad de esta energía se realizará gracias a la aplicación Volvo On Call que está disponible para los clientes de estos vehículos eléctricos e híbridos y recargables.

Volvo Xc40 Recharge Charging BackEste programa registra la cantidad de energía que consume el automóvil y así comunicarla a Volvo UK para que el programa Take Charge reembolse, tras el año en vigor, el gasto derivado de las recargas eléctricas de los coches.

Cabe mencionar que esta oferta exclusiva, al menos de momento, de Volvo Reino Unido está disponible para clientes particulares, privados o comerciales ya que el objetivo de Volvo es aumentar las ventas de vehículos de cero emisiones o de emisiones de gases de efecto invernadero cada vez más contenidas con el fin de cumplir su programa de borrado de huella de carbono fijado entre 2018 y 2025, para ser completamente neutrales en 2040.