El máximo responsable de Volkswagen afirma que los FCEV serán viables pero no en un plazo próximo

Herbert Diess, presidente de Volkswagen AG, ha sido el responsable de dar el discurso durante uno de los eventos más imporantes de los últimos años para la marca y, sobre todo, de su carrera: la celebración del inicio de la fabricación en serie de los primeros Volkswagen ID.E en la planta de Zwickau.

Una puesta en escena donde, no solo las más altas personalidades de la marca y del grupo estuvieron presentes sino que responsables del mundo de la política y la economía alemana, europea y mundial fueron partícipes, figuras como la de la Canciller alemana Angela Merkel, escucharon el discurso donde se exponían diferentes cuestiones claves para el constructor y, por ende, para las marcas que integran el Grupo Volkswagen.

Al margen de ser un evento donde el foco de atención debería ser el vehículo que abrirá la era de la marca en cuanto a los coches eléctricos, el primero de los miembros de la familia ID ensamblados, el ID.3, Diess no perdió la oportunidad de hablar de la otra cara de la moneda de los coches eléctricos, pero, en ese caso, de los que no recurren a las tomas de energía eléctrica para recargar sus acumuladores sino de los vehículos con pila de combustible de hidrógeno.

Volkswagen ID.3Si bien parece que otras marcas europeas, como su compatriota BMW, apuestan por la introducción, producción y comercialización de coches de hidrógeno, como así ha demostrado el prototipo BMW i Hydrogen Next a colación de el afianzamiento de modelos asiáticos, como el Toyota Mirai, bien sea tras el asentamiento y confirmación de la primera generación en mercados tan complejos para las fuentes energéticas como es en el de Estados Unidos, o ya incluso en Europa del Toyota Mirai que se venderá desde 2020 sin olvidar que el Hyudai Nexo marcó un hito siendo el coche eléctrico con mayor autonomía gracias a contar con una pila de combustible que le permitía recorrer hasta 666 km sin repostar cuando su tanque consumía por completo el gas.

Volkswagen piensa en el hidrógeno

Sea como fuere, según las palabras de Diess dedicadas al hidrógeno, la marca que dirige se plantea un futuro con coches de pila de hidrógeno de Volkswagen pero no será de manera inmediata. No al menos en los próximos 10 años.

Driven By Eq Stuttgart 2018 Driven By Eq Stuttgart 2018Así, declaró que «El hidrógeno llegará a ser una opción competitiva en la próxima década. Inicialmente, en camiones, barcos y aviones, y en especial para reemplazar a los combustibles fósiles en procesos industriales»

De estas palabras se desprende la idea de que, primero deberían ser los grandes consumidores de combustibles fósiles los que adoptaran el hidrógeno como fuente de energía principal.

Algo que, por ejemplo, Hyundai ya ha demostrado su interés presentando sus camiones o autobuses con pilas de combustible de hidrógeno. Una estrategia que parece coincidir, parcialmente, con la que propone Herbert Diess acerca del futuro de la industria del automóvil eléctrico pero en su vertiente como Fuel Cell Electric Vehicle o FCEV.