Espacio Volkswagen Electrico Espacio Volkswagen Electrico Advertisement Hyundai Full Electric Hyundai Full Electric Hyundai Full Electric

5 razones por las que el Mitsubishi Outlander PHEV es el SUV híbrido ideal

5 razones por las que el Mitsubishi Outlander PHEV es el SUV híbrido ideal

Escrito por: Antonio Roncero    25 noviembre 2019     10 minutos

El Mitsubishi Outlander PHEV combina lo mejor de los coches híbridos y de los eléctricos, con ventajas adicionales que le convierten en el SUV híbrido ideal.

El Mitsubishi Outlander PHEV combina lo mejor de los coches híbridos y de los coches eléctricos, con ventajas adicionales que le convierten en el SUV híbrido ideal.

¿Un vehículo que mejora las prestaciones y la eficiencia de cualquier coche híbrido y añade con las ventajas de un coche eléctrico para circular en el día a día, sin problemas de autonomía en viajes de largo recorrido? Pues sí, ese coche existe: el Mitsubishi Outlander PHEV.

Y precisamente por ser capaz de ofrecer lo mejor de las tecnologías híbrida y eléctrica, aportando muchas ventajas adicionales (seguridad, precio, equipamiento…), el Outlander PHEV es el vehículo híbrido enchufable más vendido en España, líder también en el mercado europeo… y probablemente, el mejor híbrido enchufable del momento.

Mitsubishi Outlander Phev 14

Vamos a analizar en cinco claves por qué el Mitsubishi Outlander PHEV es el SUV híbrido ideal, tengas o no un enchufe cerca. Pero antes, y para que lo entiendas mejor, daremos un repaso muy rápido a lo que significan las siglas PHEV y la tecnología que encierra el Outlander. No te asustes, que no vamos a entrar al detalle en el funcionamiento técnico. Simplemente se trata de unos conceptos básicos que posteriormente te harán entender mejor las ventajas que presenta un híbrido enchufable como el Outlander PHEV.

Híbrido enchufable: lo mejor de dos mundos

Un coche eléctrico utiliza para moverse la energía que se almacena en su batería, y para ello requiere ser cargado en un enchufe. Las ruedas son impulsadas en todo momento por uno o varios motores eléctricos. Y la batería puede recuperar algo de carga durante el funcionamiento, pero se necesita recargar el coche enchufado a la corriente.

En un coche híbrido tenemos un motor de gasolina, un pequeño motor eléctrico y una batería, normalmente de poca capacidad. No puede recargarse en un enchufe, la batería únicamente recupera carga mientras el vehículo se mueve, en las fases de deceleración y frenada. Y el motor eléctrico sólo asiste de forma puntual al motor de combustión (al iniciar el movimiento, en fuertes aceleraciones), que es el principal encargado de mover las ruedas. En ciertas situaciones, a muy baja velocidad y durante distancias muy cortas (normalmente entre 2 y 5 km), el motor eléctrico puede mover por sí solo el vehículo.

Mitsubishi Outlander Phev 1

Un híbrido enchufable también combina un motor de combustión con motores eléctricos (dos, en el caso del Outlander), y cuenta con una batería de mucha más potencia y capacidad que la de un híbrido no enchufable. Como en cualquier coche híbrido o eléctrico, esta batería puede autorecargarse con el movimiento del vehículo; es decir, el híbrido enchufable funcionaría en este caso como un híbrido convencional. Pero a diferencia de estos últimos, al tener mas “potencia eléctrica” y una batería de mayor capacidad que también puede recargarse utilizando un enchufe, pueden funcionar como un coche eléctrico con una autonomía que multiplica por 25 la que consigue un híbrido no enchufable… con unas prestaciones que no limitan su uso a maniobras en garajes o al inicio de la marcha desde parado.

Así es el Mitsubishi Outlander PHEV

En el caso del Outlander PHEV, un avanzado motor 2.4 de gasolina con 135 CV que funciona mediante el eficiente ciclo Atkinson se encarga de proporcionar la potencia convencional cuando es necesario. Dos motores eléctricos, uno en cada eje (con 82 CV el delantero y 95 CV el trasero) permiten al Outlander desplazarse de forma silenciosa y económica, y contar con tracción a las cuatro ruedas. El sistema de control se encarga de todo, alternando entre una y otra forma de energía según la situación de conducción, para que el rendimiento sea lo más eficiente posible.

Mitsubishi Outlander Phev 7

Estamos, por lo tanto, ante un coche que puede funcionar como un híbrido convencional autorecargable, pero también como un coche eléctrico, o apoyarse en el motor de combustión en viajes largos para olvidarse por completo de cualquier posible problema de autonomía.

Las cifras del Outlander PHEV ya ponen de relieve sus ventajas. Con una potencia de sistema (la potencia máxima que pueden sumar los tres motores cuando funcionan a la vez) de 230 CV, el consumo homologado del Outlander PHEV es de apenas 2 l/100 km.

Ahora, ya estás preparado para descubrir las 5 claves del Outlander

1. Como un eléctrico en el día a día

Con una batería de 13,8 kWh, lo que supone una capacidad de almacenamiento hasta 10 veces superior a la de un híbrido no enchufable, y con la posibilidad de circular de forma totalmente funcional en modo eléctrico, el Outlander PHEV ofrece muchas ventajas respecto a un híbrido convencional.

Mitsubishi Outlander Phev 10

Es posible, por ejemplo, utilizar el vehículo en modo de funcionamiento eléctrico para los desplazamientos diarios, circulando sin consumir ni una gota de combustible a velocidades de hasta 135 km/h. Sí, desde casa al trabajo consumiendo únicamente electricidad, reduciendo en más de una tercera parte el gasto en combustible y contribuyendo al medio ambiente. La autonomía da para ello, al superar los 50 km. Además, disfrutando de la suavidad, del silencio y de la inmediatez de respuesta que proporciona la experiencia de conducción eléctrica.

En la página web de Mitsubishi tienes una curiosa calculadora de ahorro, en la que puedes comprobar el ahorro estimado que obtendrías comparando la utilización de un híbrido enchufable como el Outlander frente a un coche con motor de combustión.

2. Todas las ventajas de la etiqueta CERO

Al ofrecer una autonomía homologada en modo eléctrico de 54 km, el Mitsubishi Outlander PHEV cuenta con todas las ventajas asociadas al distintivo “CERO Emisiones” que otorga la DGT.

Mitsubishi Outlander Phev 2

Estas ventajas son muy superiores a las de la etiqueta ECO que le corresponde a los híbridos convencionales. Entre las más importantes, con el Outlander PHEV se puede aparcar en la zona SER de estacionamiento regulado en Madrid, no le afectan las restricciones por episodios de alta contaminación, es posible acceder a las zonas APR de prioridad residencial restringidas al tráfico, se puede circular por el Bus VAO y, en algunas comunidades, también se beneficia de peajes gratuitos.

3. Mejor que un cualquier híbrido sin enchufe.

Una vez se ha consumido la electricidad acumulada en sus baterías tras recargarlo en un enchufe no es necesario depender de un poste de recarga. El Outlander PHEV sigue funcionando en este caso como cualquier híbrido no enchufable… con muchas ventajas añadidas.

Para empezar, el Outlander PHEV es capaz de auto-recargar las baterías en cualquier momento utilizando el motor de gasolina, para contar con una reserva de energía eléctrica que se pueda utilizar posteriormente al llegar a la ciudad, por ejemplo. Pero también es autorecargable a través del sistema de recuperación de la energía cinética en frenadas y deceleraciones, que se convierte en electricidad y se manda a la batería.

Mitsubishi Outlander Phev 21

De esta forma, el consumo del Outlander PHEV en estas circunstancias es similar al de cualquier otro vehículo híbrido convencional de potencia y tamaño equivalente, con ventajas adicionales: la que proporcionan sus baterías de mayor capacidad y el hecho de contar con dos potentes motores eléctricos, uno en cada eje, que añaden un eficaz sistema de tracción total eléctrica permanente a las cuatro ruedas. En definitiva, más seguridad, más suavidad, mayor capacidad de respuesta y menor ruido.

4. Sin limitaciones para cualquier uso

Lo que sobre el papel puede parecer complejo, no lo es en absoluto. El Outlander PHEV se conduce como cualquier coche automático convencional. El sistema de control se encarga de elegir siempre el modo de funcionamiento adecuado, aunque el conductor puede decidir si interviene en algunos aspectos. Por ejemplo, para elegir entre el programa “Sport”, que ofrece un rendimiento más dinámico, o el denominado “Snow”, para condiciones de baja adherencia.

Mitsubishi Outlander Phev 24

También cuenta con un botón para activar manualmente el modo de funcionamiento eléctrico (si las condiciones de carga de la batería lo permiten), y con levas en el volante que permiten modificar el nivel de recuperación de energía al levantar el pie del acelerador.

La situación de los motores y de las baterías no resta versatilidad de uso: el Outlander mantiene un amplio habitáculo para cinco ocupantes, y una capacidad de maletero que alcanza casi los 500 litros, con más de 1.600 litros abatiendo los asientos traseros.

Y sus baterías pueden recargarse en casa utilizando el cable modo 2 de serie en un enchufe doméstico en menos de 5 horas, aunque Mitsubishi facilita la instalación gratuita de un punto de recarga –tanto en una vivienda unifamiliar como en una comunidad de vecinos– gracias a un acuerdo con ENDESA, sin necesidad de que el usuario cambie de compañía eléctrica. En una toma de recarga rápida puede alcanzar el 80% de su carga en menos de media hora).

Mitsubishi Outlander PHEV

5. Un precio imbatible: sin rivales

La relación valor/precio es otro de los puntos fuertes del Outlander PHEV, que está disponible con acabado Motion desde 34.350 euros, incluyendo la promoción de la marca y el descuento adicional por financiar la compra. Y para nada es una versión con un equipamiento básico, ni mucho menos.

Mitsubishi Outlander PHEV

En este precio se incluyen de serie, entre otros muchos elementos, los siguientes:

  • Acceso y arranque sin llave
  • Asistencia al arranque en pendiente
  • Llantas de aleación de 18 pulgadas
  • Sistema multimedia SDA, compatible con Apple CarPlay y Android Auto
  • Freno de estacionamiento eléctrico
  • Espejo retrovisor interior fotosensible
  • Cámara trasera de ayuda al aparcamiento
  • Tracción total Super All Wheel Control S-AWC
  • Sistema de detección de presencia en el ángulo muerto
  • Sistema de alerta de tráfico trasero
  • Sensor de lluvia y luces

A partir de aquí, puedes subir de nivel eligiendo las versiones Kaiteki o Kaiteki+. En todos los casos, Mitsubishi ofrece para el Outlander una garantía de 5 años o 100.000 km para el vehículo, y de 8 años o 160.000 km para el sistema de batería.

Outlander PHEV: todo ventajas

A modo de resumen, el Outlander PHEV ofrece lo mejor de las tecnologías híbrida y eléctrica, con las siguientes ventajas:

Frente a un coche híbrido, aporta la posibilidad de circular en modo eléctrico durante más de 50 km, reduciendo el coste diario y con mayor suavidad y capacidad de respuesta al contar con tracción 4×4 eléctrica. Y al mismo precio que un híbrido convencional de su categoría.
Frente a un coche eléctrico, el Outlander PHEV ofrece más espacio, mayor versatilidad, una relación más favorable entre tamaño, precio y equipamiento… y elimina la dependencia de un enchufe, al ofrece hasta 600 km de autonomía combinada.

Aquí puedes ver un vídeo con el Outlander en acción:

Y si todavía tienes dudas, lo mejor para conocer las ventajas de esta tecnología es solicitar una prueba y comprobarlo en marcha. Seguro que te convencerá.

Galería de imágenes Mitsubishi Outlander PHEV

Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.