Comprar un coche eléctrico de segunda mano es un hecho que cada vez va a ser más habitual. Por lo tanto, hemos analizado el mercado para comprobar en qué coches merece la pena fijarse

Está muy claro que el futuro de la movilidad pasa por la electrificación, por lo que ya llevamos unos años viendo vehículos eléctricos en nuestro mercado. Por lo tanto, no es ninguna sorpresa que ya empecemos a encontrarnos vehículos electrificados en el mercado de segunda mano, no sólo híbridos convencionales -no te pierdas nuestra lista de los 10 mejores híbridos de segunda mano-, sino híbridos enchufables y, por supuesto, eléctricos.

Comprar un coche eléctrico es una maniobra inteligente, puesto que podemos entrar sin problemas a la ciudad. Además, al no tener la complejidad de un motor de combustión, su fiabilidad es un hecho. Su último punto fuerte, y no por ello menos importante, es que nuestra cartera también lo notará, y es que cargar un coche eléctrico es mucho más económico que llenar un tanque de combustible.

Por supuesto, también tienen pegas, y es que, salvo excepciones, cuentan con una autonomía reducida, por lo que no son los vehículos idóneos a la hora de enfrentarnos a un viaje largo. Además, sus precios son bastante elevados, por lo que este es otro de los problemas que puede echarnos para atrás a la hora de hacernos con un vehículo eléctrico.

Sin embargo, este último punto es con el que vamos a jugar hoy. El clásico remedio para ahorrarnos unos euros a la hora de comprar un coche es recurrir al mercado de segunda mano. Por lo tanto, ¿Por qué no hacer lo mismo con la compra de un coche eléctrico? Esto es exactamente lo que vamos a proponerte hoy, y es que vamos a recomendarte algunos modelos con los que no es ninguna locura comprar un coche eléctrico de segunda mano. Además, para asegurar la compra, no pierdas nuestros consejos para comprar un coche de ocasión.

¿Qué eléctricos de segunda mano merece la pena comprar?

En DrivingEco hemos rastreado el mercado de segunda mano para conocer cuáles son los coches eléctricos de segunda mano que más interesa comprar. Vamos con ellos:

Hyundai Ioniq EV

Hyundai Ioniq 2017 1024 05El Hyundai Ioniq EV revolucionó el seno de la marca coreana con su aparición en 2016 junto con la variante PHEV y el híbrido convencional. Este se diferenciaba de sus hermanos por tener un diseño mucho más aerodinámico gracias a su parrilla carenada, sus llantas o la ausencia de salidas de escape.

El interior ya contaba con elementos como el sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil de 7 pulgadas y de manera opcional podía instalarse una instrumentación digital con las mismas dimensiones. Uno de sus puntos fuertes es su habitabilidad y sus 505 litros de capacidad de su maletero, por lo que es una decisión acertada si estás buscando un eléctrico para toda la familia.

El Hyundai Ioniq EV cuenta con un propulsor de 89 kW o, lo que es lo mismo, 120 caballos y un par de 295 Nm. Su paquete de baterías cuenta con 28 kWh de capacidad, por lo que cuenta con una autonomía de 280 kilómetros.

Los precios del Hyundai Ioniq EV en el mercado de segunda mano son altos puesto que las unidades que encontramos son escasas por el momento. Por lo tanto, hemos podido ver unidades que parten desde los 24.000 euros, eso sí, todas con menos de 40.000 kilómetros.

Nissan Leaf

Nissan Leaf 2014 1024 03La primera generación del Nissan Leaf se renovó en 2013, momento en el que era una de las pocas opciones que teníamos en el mercado. Su casi monopolio le convirtió en el eléctrico más vendido del mundo. Ahora ya vamos por la segunda generación y nosotros lo hemos podido probar.

Su peculiar estética escondía un gran cuidado por la aerodinámica, y es que contaba con un gran coeficiente: 0,28 Cx. Bajo su capó, había un propulsor eléctrico de 81 kW, es decir, 109 caballos. Además, homologaba una autonomía de 199 kilómetros según el ya extinto ciclo de emisiones NEDC.

Al ser uno de los pioneros en el segmento de los eléctricos, también podremos encontrar unidades con más años y más kilómetros a sus espaldas. De esta manera, hemos visto Nissan Leaf disponibles en el mercado de segunda mano a partir de 7.000 euros. Además, su fiabilidad queda más que demostrada, y es que hay unidades con más de 200.000 kilómetros en su odómetro.

Renault Zoe

Renault Zoe 2017 1024 40El Renault ZOE comenzó su andadura comercial en 2013, aunque bien es cierto que fue en 2015 cuando se realizaron varios cambios que, sobre todo, se centraron en aumentar su autonomía de 170 a 240 kilómetros. Su última actualización se ha realizado recientemente, por lo que no te pierdas la primera prueba del Renault ZOE que pudieron hacer nuestros compañeros de Top10motor.

Bajo su capó, encontramos un tren motriz con 65 kW, es decir, 88 caballos de potencia con los que alcanzaba una velocidad máxima de 135 km/h y tardaba 13,5 segundos hacer el 0 a 100 km/h. contaba con un paquete de baterías de 22 kWh, por lo que puede cargarse en un enchufe doméstico en un tiempo estimado de entre 6 u 8 horas.

En este caso, hemos encontrado Renault Zoe en el mercado de segunda mano por precios que comienzan en los 8.500 euros. No suelen superar los 100.000 kilómetros recorridos y por poco precio más se puede acceder a unidades con kilometrajes muy bajos.

Volkswagen e-Golf

Volkswagen E Golf 2017 1024 03Una de los grandes atractivos de este compacto eléctrico es que utiliza el mismo marco que las versiones convencionales. De esta manera, podemos tener un vehículo cero emisiones en el garaje sin que nadie se dé cuenta.

Su mecánica estaba integrada por un motor de 85 kW o, lo que es lo mismo, 115 caballos con los que era capaz de ofrecer 270 Nm de par máximo. Con este, era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 10,4 segundos y tenía una velocidad máxima autolimitada a 140 km/h. La autonomía del Volkswagen e-Golf oscilaba entre los 130 y los 190 kilómetros dependiendo de distintos factores.

Si husmeamos en el mercado de segunda mano, podemos encontrar unidades a partir de 16.000 euros. Sin embargo, depende mucho de los kilómetros que tengan a sus espaldas, y es que los más baratos superan los 100.000 kms y, a medida que subimos nuestro presupuesto, los kilómetros se reducen. Teniendo en cuenta su elevado precio respecto a lo que ofrece, el Volkswagen e-Golf no es la opción más recomendable.

BMW i3

Bmw I3 2014 1024 06El BMW i3 fue el primer eléctrico de la marca y sorprendió a todos con su diseño de concept car en el que destacaban la apertura de sus puertas. Además, fue un coche revolucionario, puesto que se convirtió en el primer modelo de producción cuyo habitáculo estaba fabricado en fibra de carbono. Además, el habitáculo es suficientemente espacioso y cómodo para que puedas llevar a los niños y cuenta con un maletero de 260 litros suficiente para meter la compra.

Bajo el capó, cuenta con un potente motor de 125 kW (170 CV) y un par máximo de 250 Nm). Por ello, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 7,2 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 150 km/h. Obviamente, a esta velocidad castigaremos su autonomía de 160 kms así como nuestra cartera y los puntos de nuestro carnet de conducir.

Sin embargo, si la unidad en la que nos fijamos cuenta con el truco de su pequeño motor de combustión de 34 caballos, puede llegar a los 340 kms. Además, también puede aumentar el precio en caso de que nos decantemos por un BMW i3S como el que probamos hace unos meses.

Por supuesto, hay unidades del BMW i3 en el mercado, aunque no es el modelo más barato. Sus precios parten de los 17.000 euros y la mayoría de unidades cercanas a este precio rondan los 100.000 kilómetros recorridos.

Tesla Model S

Tesla Model S 2017 1024 08El Tesla Model S llegó en 2014 para revolucionar el mercado gracias al tamaño de sus baterías, que al ser más grandes que las de sus rivales, cuenta con una autonomía cercana a los 500 kms. En España, llegaron con baterías o bien de 60 kWh o de 85 kWh, cuyas autonomías eran de 332 y 500 kms respectivamente.

Además, había diferentes niveles de potencia, que oscilan entre los 306 y los 421 caballos. Además, su labor como vehículo familiar es incontestable gracias a su correcta habitabilidad y, sobre todo, a la capacidad de sus dos maleteros.

Sin embargo, una de las pegas del Tesla Model S sigue siendo su elevado precio, y es que es prácticamente imposible que alguna unidad baje de los 40.000 euros y, además, estas cuentan con más de 160.000 kilómetros recorridos.