Fisker comercializará un SUV compacto y totalmente eléctrico a finales de 2021 con un precio base que arrancará por debajo de los 40 mil dólares

Los SUVs compactos están de moda, eso todos lo sabemos, y por ese mismo motivo no hay casi ningún fabricante que no quiera su trozo de la tarta. Pongámonos en situación tan solo con lo ocurrido durante este mes de marzo.

La pasada semana Elon Musk anunció el lanzamiento del Model Y para finales de 2020, un SUV compacto y eléctrico que viene a ser al Model 3 lo que el Model X es al S. Una semana antes, Audi presentó en el Salón del Automóvil de Ginebra el Q4 e-tron, otro SUV compacto y eléctrico nacido precisamente para competir con el Model Y.

Pero por si estas dos presentaciones saben a poco a los fans de los SUVs, hace pocos días también nos enterábamos de que el Polestar 3 será -sí, lo has adivinado- un SUV compacto y eléctrico, aunque en este caso llegará un poco más tarde, a finales de 2021.

Fisker no quiere ser menos

La fiebre por los SUVs eléctricos con un precio base por debajo de los 40 mil dólares no acaba sin embargo aquí. Fisker acaba de anunciar a los medios su intención de comercializar un SUV en este rango de precios. La compañía americana define este vehículo como un SUV accesible, con una autonomía cercana a los 500 km de autonomía gracias a su batería de algo más de 80 kWh.

Aunque Fisker no cuenta todavía con una planta para la fabricación de este nuevo SUV, aseguran que llegará al mercado durante la segunda mitad de 2021.

La compañía ha revelado algunos detalles de este nuevo vehículo y una única imagen que puedes ver al inicio de esta entrada. En la nota de prensa Fisker destaca su diseño atrevido y la tecnología de última generación que integrará. Así por ejemplo, la rejilla frontal ha sido sustituida por una superficie de cristal que esconde un radar central y el diseño aerodinámico del cuerpo inferior del vehículo le otorga un estilo más estimulante, aseguran.

En su amplio espacio interior puede disfrutarse de un diseño moderno con materiales de alta calidad, y toda la tecnología del vehículo se controlará mediante una interfaz de usuario intuitiva. El conductor tendrá además a su disposición un amplio heads-up display. Con tracción total a las cuatro ruedas, con un motor en cada eje, el SUV de Fisker ofrecerá además como opción la posibilidad de montar llantas de 22 pulgadas.

También aceptará reservas poco antes de iniciar su comercialización

Por el momento esto es todo lo que se sabe, aunque la compañía afirma que según se vaya acercando la fecha del lanzamiento irá dando a conocer información adicional. Fisker tiene intención de seguir el modelo de Tesla, vendiendo directamente sin necesidad de intermediarios, y poco antes de iniciar su producción comenzará a aceptar reservas previo pago de un deposito.