Honda Jazz y Honda Crosstar: todos los detalles sobre el monovolumen híbrido de Honda

Honda Jazz y Honda Crosstar: todos los detalles sobre el monovolumen híbrido de Honda

Escrito por: Antonio Roncero    23 junio 2020     8 minutos

Honda nos ha presentado al detalle su nuevo Honda Jazz e:HEV, un interesante monovolumen híbrido que está a la venta desde 21.900 euros.

Ya te hemos hablado con anterioridad del Honda Jazz 2020, cuando la marca desveló las primeras imágenes y detalles técnicos. Ahora hemos podido asistir una primera presentación estática del modelo, antes de ponernos a sus mandos dentro de unos días para una toma de contacto.

Entre otras cosas, además de la gama y los precios para el mercado español, hemos podido descubrir cómo es el nuevo Honda Jazz, las claves de la eficiencia de su sistema de propulsión híbrido, y cómo la marca japonesa ha apostado decididamente por la conectividad. Veamos los detalles más interesantes.

Tres acabados más la versión Crosstar, precios desde 21.900 euros

Honda ofrece el nuevo Jazz 2020 únicamente con un sistema de propulsión híbrido e:HEV, y tres acabdos, que en realidad son cuatro si consideramos el Honda Crosstar, que es una variante del primero con algo más de altura al suelo y detalles de estilo que lo asemejan a un crossover. Estos son los precios para el mercado español:

  • Jazz 1.5 i-MMD Comfort: 21.900 euros
  • Jazz 1.5 i-MMD Elegance: 23.100 euros
  • Jazz 1.5 i-MMD Executive: 24.800 euros
  • Crosstar 1.5 i-MMD: 27.900 euros

Como es habitual en Honda, todas las versiones tienen un equipamiento completísimo ya desde la versión básica. Por 1.200 euros los Elegance añaden tapicería mixta en tela y piel, sensores de aparcamiento y Honda Connect con pantalla táctil de 9”. Por encima queda el Executive, que cuesta 1.700 euros más que los Elegance, y suma al equipamiento el sistema de detección de presencia en el ángulo muerto, alerta de tráfico cruzado, volante y pomo de la palanca en piel, sistema de apertura y arranque inteligente, cámara trasera y navegador.

Honda Jazz

AdvertisementAdvertisement

La versión Crosstar, además de los elementos distintivos de diseño y las protecciones de la carrocería, incorporan llantas de 16 pulgadas y neumáticos 185/60 (185/55-15 en el resto de versiones menos en los Elegance, también de 16 pulgadas), un equipo de audio más potente con 8 altavoces en vez de 4 y subwoofer y una tapicería especial repelente al agua.

La versión más equilibrada es el Jazz 1.5 i-MMD Elegance. El Crosstar puede ser una alternativa muy práctica a un SUV “de verdad”, pero tiene el problema de que no se ofrece en una versión menos equipada con un precio de partida más bajo. Es el único que puede elegirse con una carrocería bitono.

Tres motores para una máxima eficiencia

El apartado técnico es el que más nos ha aclarado sobre el funcionamiento del nuevo Honda Jazz, cuyo sistema de propulsión e:HEV poco tiene que ver con el del Jazz híbrido de la anterior generación.

Aquí nos encontramos con tres motores, un 1.5 de gasolina con 72 kW (98 CV) y 131 Nm que funciona según el ciclo Atkinson, un primer motor eléctrico de 70 kW que funciona principalmente como generador de electricidad, y un segundo motor eléctrico de 80 kW (108 CV) y 253 Nm que se encarga de la propulsión. Lógicamente, también encontramos una batería.

Hay que dejar claro que seguimos estando ante un híbrido auto-recargable, nunca mejor dicho, como vamos a ver ahora. La potencia total de sistema es de “solo” 109 CV. Y es que parece poco, teniendo un motor eléctrico que hace las veces de propulsor mucho más potente de lo que solemos encontrar en otros coches híbridos de este tipo.

Galería de imágenes Honda Jazz Hybrid

Pero la diferencia es que el Honda funciona de una manera especial, un poco al estilo de lo que sucede con el Honda CR-V. Y esto es lo que le permite anunciar un consumo medio homologado según el ciclo WLTP de apenas 4,5 l/100 km, el más bajo entre los coches parecidos con motor de gasolina. La aceleración de 0 a 100 km/h se cubre en 9,4 segundos, y la velocidad máxima es de 175 km/h. En el caso del Crosstar, el consumo parte desde 4,8 l/100 km, la punta es de 173 km/h y el 0-100 km/h necesita medio segundo más.

Más tiempo en modo eléctrico que otros híbridos no enchufables

La configuración del sistema de propulsión del Honda Jazz e:HEV es como sigue: por un lado, el motor de combustión está conectado al motor eléctrico generador; por el otro, el motor eléctrico que funciona como propulsor está conectado a las ruedas. Entre ambos, existe un embrague de acoplamiento.

El modo de funcionamiento principal es el modo EV Drive, que se activa al poner en marcha el coche, y permanece activo por debajo de 40 km/h si no se demanda mucha aceleración. Aquí, el motor eléctrico utiliza la energía almacenada en la batería. Honda asegura que en los recorridos urbanos, el Jazz puede circular más de un 85% en modo eléctrico.

Honda Jazz

Para mayores velocidades, entre 40 y 80 km/h aproximadamente, la proporción en la que el Jazz sigue moviéndose impulsado por el motor eléctrico es de un 54%, frente a un 31 % en modo híbrido. En este caso, el motor de gasolina se activa para mover el generador eléctrico, sin llegar a estar conectado a las ruedas. La energía eléctrica generada va al propulsor eléctrico o a la batería, si es que sobra.

Por último, el modo Engine Drive se activa a partir de los 80 km/h, y corresponde a lo que sería un recorrido en carretera. Todavía aquí el Jazz se mueve hasta un 13% del tiempo en modo eléctrico, y un 14% en modo híbrido. Pero más del 70% del tiempo lo hará impulsado por el motor de combustión, que se conecta directamente a las ruedas al cerrarse el embrague de acoplamiento, sin necesidad de una caja de cambios como tal.

En su lugar, al utilizar un motor eléctrico tan potente y con tanto empuje (Honda asegura que la respuesta desde bajas vueltas es superior incluso a la de su motor 1.5 turbo de gasolina), se utiliza una transmisión con una relación fija, como si contásemos con una única marcha, igual que en los coches eléctricos.

Aunque estamos ante un coche de planteamiento urbano y familiar, Honda no ha querido renunciar a un cierto dinamismo. Para ello, además de un chasis más rígido, hay cambios importantes en las suspensiones, aunque siempre más enfocados a conseguir la mejor calidad de rodadura.

Apuesta por la conectividad: asistente personal inteligente

En Honda han echado el resto en materia de conectividad. Todas las versiones del Jazz llevan una instrumentación TFT con pantalla de 7 pulgadas, y la pantalla táctil central del sistema multimedia de 9 pulgadas es de serie en las versiones Elegance y Exclusive.

Un aspecto muy a tener en cuenta es que Honda ha mejorado los tiempos de operación del sistema multimedia hasta en un 58%. Precisamente la lentitud de manejo y navegación por los menús era algo que hemos criticado en otros modelos de Honda en ocasiones anteriores. Además de las aplicaciones integradas se puede utilizar la función de duplicar la pantalla del smartphone a través de Android Auto o de Apple CarPlay, en este último caso ya de forma inalámbrica sin necesidad de cable.

Honda Jazz

La aplicación My Honda+ permite abrir o cerrar el Jazz de forma remota, enviar rutas desde el teléfono o el ordenador al coche o seguimiento del vehículo por GPS. Y el nuevo Asistente Personal de Honda, presentado en el Honda e, utiliza inteligencia artificial para proporcionar servicios online mediante control por voz. Por ejemplo, es posible buscar un restaurante con un tipo de comida determinado y que tenga mesas libres.

Honda Jazz

 

Entre las novedades en lo referido a seguridad y ayudas a la conducción, el Jazz es el primer Honda en incorporar la nueva cámara denominada de amplia visión, que cumple las funciones para las que antes se necesitaba una cámara y un radar. Mejora tanto los límites como la medición de las distancias, y es la base del sistema de seguridad Honda Sensing, que incluye, entre otros, el sistema de prevención de impactos, el control de crucero adaptativo, el sistema de mantenimiento de carril,. La ayuda de permanencia en carretera, la información de presencia en el ángulo muerto, reconocimiento de señales de tráfico, limitador inteligente de velocidad y luces de carretera automáticas.

Las ventajas de la carrocería monovolumen: practicidad ante todo

Otras ventajas que resalta Honda del Jazz 2020, aprovechando su formato monovolumen, son la versatilidad, el espacio interior y la visibilidad.

A esto último contribuyen detalles como los estrechos pilares delanteros, o un diseño del salpicadero muy horizontal y limpio, que prescinde hasta de la típica visera para la instrumentación.

Honda Jazz

En cuanto al maletero, hasta 1.205 litros de capacidad ofrece el Jazz con los asientos traseros plegados y aprovechando hasta el techo, que se quedan en 304 litros en condiciones normales. La versatilidad la aportan los asientos “Magic Seats”, que permiten un modo de carga de objetos largos, o el modo de carga de objetos altos al poder abatir la banqueta directamente contra el respaldo.

Se ha trabajado especialmente en la calidad y el tacto de los materiales y de los mandos, además de utilizar unos nuevos asientos ergonómicos que prometen el máximo confort. También los pedales y el volante se han reposicionado para que la postura sea más natural y los kilómetros no pasen factura.

Galería de imágenes Honda Crosstar

 

Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.