Robots autónomos para recarga de coches eléctricos: Volkswagen se adelanta al futuro

Robots autónomos para recarga de coches eléctricos: Volkswagen se adelanta al futuro

Escrito por: Antonio Roncero   @roncero_antonio    29 diciembre 2020     3 minutos

Volkswagen desarrolla robots autónomos que se acercan al coche eléctrico para recargarlo en su plaza de aparcamiento sin intervención del conductor.

¿Te imaginas aparcar tu coche eléctrico en el parking de un centro comercial y que en vez de tener que buscar un punto de recarga, sea el punto de carga el que desplace hasta tu vehículo? No sólo sería una solución muy cómoda, también permitiría multiplicar fácilmente los “puntos de carga” disponibles, al no necesitar vincular la instalación y el enchufe propiamente dicho a la plaza de estacionamiento.

Pues bien, Volkswagen ha seguido trabajado sobre el proyecto de robot autónomo para la recarga de coches eléctricos que presentó hace ahora un año, y nos avanza más detalles sobre cómo sería su funcionamiento. Atento, porque su llegada podría estar más cerca de lo que parece.

Robots y baterías móviles para una recarga totalmente autónoma

La idea de Volkswagen es la de poner en funcionamiento robots autónomos en parkings subterráneos (oficinas, centros comerciales) que puedan desplazar módulos de baterías, que son las que se enchufan al punto de recarga cuando es necesario. Si un conductor llega a un parking equipado con esta tecnología puede estacionar en cualquier plaza, y solicitar la asistencia de uno de estos robots mediante una aplicación en su teléfono móvil, o mediante tecnología de comunicación Car-to-X.

The Mobile Charging Robot – Presenting A Vision

Una vez iniciado el proceso, el robot se acopla a una batería cargada y se desplaza hasta el vehículo, utilizando su sistema de cámaras y sensores para esquivar obstáculos durante el recorrido. Al llegar al vehículo, conecta automáticamente la batería al mismo, y puede regresar a su “base”, para atender otras solicitudes de recarga. Finalizado el proceso, el robot que esté libre en ese momento se acercaría a desconectar la batería y devolverla al punto de carga.

Se habla de unidades flexibles de batería con una capacidad de unos 25 kWh, y potencias de carga de hasta 50 kW. Además, cuando no se están utilizando para recargar vehículos, las baterías flexibles podrían disponer de tecnología V2X, para suministrar energía a la red en función de la demanda.

Puedes ver cómo es el proceso en este vídeo:

Para Thomas Schmall, CEO de Volkswagen Group Components, la división encargada del desarrollo de los sistemas de recarga para el Grupo Volkswagen, la clave para el avance del robot de carga es alcanzar la madurez necesaria que se puede establecer entre los vehículos y la infraestructura. Y de nuevo aquí chocamos con el problema que ha frenado el avance del coche autónomo: la legislación.

Lo que no comenta Schmall es que este sistema requeriría también adaptar los parkings en los que fuera a ponerse en funcionamiento, habilitando plazas específicicas con suficiente espacio entre los coches aparcados para permitir el movimiento de los robots.

Información de interés relacionada

 

Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.