La marca checa se mete de lleno en la electrificación de su catálogo con nuevos coches híbridos enchufables y también eléctricos

Coincidiendo con el 125 aniversario de Skoda, la marca ha situado en el punto de mira en su futuro inmediato la electrificación parcial o total de los coches ofrecidos en sus conscesionarios.

Si bien sabemos que, dentro de los planes de las marcas constituyentes del Grupo Volkswagen, la prioridad está en la adopción de la electricidad como fuente principal o de apoyo de los coches, la marca de la República Checa ya mostró más que su intención de presentar, más pronto que tarde, su primer coche eléctrico de Skoda, este modelo es y será el nuevo Skoda Citigoe iV.

Pero también sabe que la transición hacia la era de los coches completamente eléctricos pasa por la adquisición de un sistema de apoyo eléctrico asociado a los motores térmicos tradicionales.

Así, el catálogo de coches híbridos y enchufables de Skoda recibe al renovado Skoda Superb con los brazos abiertos. Un Skoda Superb PHEV que se comercializará como Skoda Superb iV y que será uno de los mejores coches familiares con etiqueta ECO o CERO del futuro próximo.

Advertisement

Skoda Citigoe iV

Sin duda que, la introducción de un coche eléctrico de ciudad en un momento donde las legislaciones locales ponen la espada de Damocles sobre los motores térmicos, es una apuesta inteligente por parte de Skoda. Un coche con puertas posteriores para facilitar el acceso a las plazas posteriores y 250 litros de maletero apto para uso urbano.

La reconversión del Skoda Citigo a coche eléctrico permite a los checos poner en el mercado un automóvil eléctrico asequible capaz de lucir la pegatina CERO.

De hecho, la autonomía del Skoda Citigoe iV, según el ciclo de homologación WLTP, se establece en hasta 265 km. Una cantidad que, aún a sabiendas que su sin duda quedaría reducida en situaciones más reales de tráfico habitual, es un margen más que suficiente para uso urbano con desplazamientos por el entorno colindante de una gran ciudad.

Aún así, la recarga al 80 por ciento de su batería de iones de litio cuya capacidad es de 36,8 kWh, se fija en un tiempo de una hora, siempre y cuando se conecte a un puesto de suministro rápido de 40 kW.

Además, gracias a disponer de 61 kW, equivalentes a casi 83 CV y hasta 210 Nm de par, el potencial del Skoda Citigoe iV es más que suficiente para mover con soltura un vehículo que, aunque no se haya informado sobre su peso, cuenta con una longitud total de 3.597 mm, una distancia entre ejes de 2.422, una altura de 1.481 mm y una anchura de 1.627 (sin incluir los retrovisores).

Skoda Superb iV

El nuevo buque insignia se actualiza de tal forma que ofrece, además de un aspecto más elegante si cabe, una mecánica adaptada a las necesidades de la clientela que busca en los coches híbridos una solución en cuanto a reducción de consumo de gasolina y de problemas respecto a las restricciones ambientales con la llegada de un Skoda Superb híbrido y enchufable .

Así, el Skoda Superb PHEV se alza como un potente vehículo de 400 Nm y 218 CV totales disponibles extraídos desde el conjunto mecánico que capitanea el motor gasolina 1.4 TSI de 156 CV y el eléctrico de 85 kW, asociados a una caja de seis velocidades DSG. Gracias a esta combinación, fija en menos de 40 g/km recorrido la expulsión del gas de efecto invernadero dióxido de carbono.

Además, gracias a contar con un tanque de hasta 50 litros de combustible y a la batería de 13 kWh, cuya autonomía en modo completamente eléctrico el Skoda Superb iV de hasta 55 km, según el ciclo WLTP, lo cual le permitirá contar con el distintivo ambiental azul CERO, Skoda estima hasta 850 km recorridos cuando sus acumuladores han consumido toda fuente de energía.

La batería que aporta electricidad al motor eléctrico podrá recargarse de modo autónomo mientras circula gracias al freno regenerativo o bien cuando se enchufe a una toma eléctrica de 3,6 kW tomando un tiempo de 3 horas y 30 minutos o cerca de 5 horas en un ordinaria de 230 V. El uso de estos acumuladores aumenta en 135 kg el peso respecto de las versiones que carecen de esta tecnología híbrida.

La oferta de carrocerías para el Skoda Superb iV será tanto en configuración como berlina, con un maletero de 485 litros de capacidad, o bien como Skoda Superb iV combi, o estate, con un volumen de hasta 510 litros.