Kia ha recorrido más de 4000 km por Europa con el e-Niro, con el fin de analizar las principales tendencias sobre los vehículos eléctricos.

Está claro que Kia también apuesta por la electrificación en todos sus modelos. Y para analizar las tendencias de la electrificación en Europa, la marca coreana puso en marcha su «Electric Mission». El objetivo era completar más de 4.000 km con el Kia e-Niro a través de Alemania, los Países Bajos, Dinamarca, Suecia y Noruega, y elaborar un informe que refleje los obstáculos con los que se encuentra la implantación de los vehículos eléctricos, y las posibles formas para resolverlos.

Electric Mission 1

En colaboración con la consultora de investigación especializada en automoción, World Shopper, la «misión» duró 10 días. Participaron un equipo de investigadores que condujeron el crossover eléctrico de la marca. Puedes leer aquí nuestra prueba del Kia e-Niro, en la que te damos 5 razones por las que creemos que puede ser una de las mejores compras en esta categoría.

Los eléctricos «molan», pero todavía son caros

Para una de las primeras conclusiones del informe, no habría hecho falta realizar ningún estudio: los usuarios siguen pensando que el coste de adquisición de un coche eléctrico es elevado en comparación con los coches convencionales con motor de combustión. También apuntan como motivo de desánimo a la hora de decidirse por esta tecnología los altos tiempos de recarga y que la infraestructura no sea todavía la adecuada.

AdvertisementAdvertisement

Electric Mission 3

Imagina si piensan eso en Dinamarca, Suecia o Noruega, lo que habrían contestado los usuarios en España, donde la implantación de los coches eléctricos y la infraestructura todavía es mucho menor.

Kia e-Niro

En cuanto a los usuarios que se han pasado a la movilidad eléctrica, destaca lo necesario para esta transición de instalar un Wallbox o un punto de carga en el hogar. Estos cargadores permiten a los usuarios de un Kia e-Niro, por ejemplo, iniciar el día tras una carga completa con hasta 455 km de autonomía (según el ciclo WLTP).

Pero el estudio indica que para el promedio de un trayecto de la mayoría de los conductores en su utilización diaria, apenas se necesitan 4 kW de los 64 kW de capacidad de la batería del Kia e-Niro. Esto permitiría, en uso diario convencional, no tener que recargar el coche más de dos o tres veces al mes.

Recargar en vez de repostar

Otro de los hábitos que tienen que cambiar los usuarios de los coches eléctricos es el del «repostaje». Aparte de la carga en el domicilio, la rápida proliferación de cargadores rápidos en estaciones de servicio en las vías principales en países como Noruega, permite que muchos conductores utilicen sus tiempos para comer o tomar un café mientras recargan sus vehículos.

Kia e-Niro

Con lo sistemas actuales, un coche con una batería de 50 kWh, utilizando una carga rápida a 175 kW, puede recuperar el 80% de la carga en menos de 30 minutos.

Electric Mission 2

Por último, el estudio de Kia también demuestra lo positivo que resulta la experiencia de los usuarios que se pasan al coche eléctrico. Por su facilidad de manejo, su ahorro, menores costes de utilización y de mantenimiento, menores impuestos y las ventajas añadidas en ciudades donde la circulación está restringida a los vehículos ecológicos, los propietarios de los coches eléctricos los recomiendan a familiares o amigos que dudan sobre si pasarse o no a este tipo de movilidad.