Prueba y opinión Kia EV6: un coche eléctrico con mucha lógica

Prueba y opinión Kia EV6: un coche eléctrico con mucha lógica

Escrito por: Antonio Roncero   @roncero_antonio    26 noviembre 2021     10 minutos

Nos ponemos al volante del Kia EV6, un coche eléctrico cargado de tecnología y diseño, con carga ultra rápida, versiones de hasta 528 km de autonomía y un precio desde 34.700 euros con descuentos y Plan MOVES

Kia se ha marcado un cochazo con el nuevo Kia EV6. Y es que no hay otra forma de entrar con garantías en una categoría en la que ya hay coches eléctricos de mucho nivel. Aquí puedes comprobarlo, en las respectivas pruebas y artículos de los Skoda Enyaq, Hyundai Ioniq 5, Audi Q4 e-tron o Ford Mustang Mach E, algunas de las alternativas al EV6 por tamaño, precio y posibilidades de motores y batería.

Kia tendrá en el mercado 11 modelos de propulsión cien por cien eléctrica para 2026

El Kia EV6 destaca por un diseño que en fotos parece muy moderno y futurista, pero que cambia radicalmente en directo. Enseguida te familiarizas con un coche que no llega a ser una berlina familiar, pero tampoco un SUV. Sus dimensiones son 4,68 metros de longitud, 1,88 metros de anchura y 1,55 metros de altura, con una batalla de 2,9 metros.

La gama, los precios y los descuentos del Kia EV6

Se ofrece con dos baterías y cuatro niveles de potencia, con tracción trasera o total. Con la batería estándar de 58 kWh anuncia 170 CV (125 kW) y 394 km de autonomía. Con la batería Long-Range de 77,4 kWh la versión de tracción trasera rinde 229 CV (168 kW) y anuncia 528 km de autonomía; con esta misma batería, el AWD de tracción total con dos motores alcanza 484 km de autonomía y ofrece 325 CV (239 kW).

El tope de gama es el Kia EV6 GT, con dos motores, tracción total, batería de alta capacidad, 406 km de autonomía y nada menos que 585 CV (430 kW) y 740 Nm de par. Una versión que por potencia y prestaciones (260 km/h de punta y 3,5 segundos para pasar de 0 a 100 km/h) compite e incluso supera a coches como el Ford Mustang Mach E. Además de un diferencial de deslizamiento limitado, esta variante se distingue por un diseño y un equipamiento específicos, así como un modo de conducción deportivo.

Kia Ev 6 044

En función de la combinación del motor y la batería con los acabados Air, GT-Line y GT, la gama se configura con seis versiones. Kia ofrece un descuento promocional sobre el precio de tarifa de 2.178 euros en todas las versiones, al que se puede añadir el descuento por financiar la compra con la marca, que va desde 2.572 euros en los Air y GT-Line RWD, y llega hasta los 5.354 euros en los GT-Line AWD y GT. Todas las versiones menos el GT se pueden acoger al Plan Moves, descontando otros 7.000 euros al precio de tarifa.

Con todos los descuentos aplicados en todas las versiones, la gama queda como sigue:

  • EV6 Air RWD (58 kWh): 34.700 euros
  • EV6 Air RWD (77,4 kWh): 38.600 euros
  • EV6 GT-Line RWD (77,4 kWh): 43.300 euros
  • EV6 GT-Line AWD (77,4 kWh): 44.518 euros
  • EV6 GT AWD (77,4 kWh): 59.218 euros

Varios apuntes interesantes sobre los precios: a igualdad de acabado Air, la versión con batería de mayor capacidad (y motor más potente) supone 3.900 euros adicionales. Y entre un GT-Line con tracción trasera y 229 CV y la versión 4×4 con dos motores y 325 CV apenas hay 1.200 euros de diferencia… porque el 4×4 tiene un descuento unos 2.800 euros superior.

El equipamiento de serie es completísimo desde la versión de acceso Air: llantas de 19 pulgadas, cargador inalámbrico para el móvil, sistema de carga V2L (con batería Long Range), climatizador bizona, control de crucero adaptativo y asistencia al seguimiento de carril con tráfico intenso, navegador Kia Connect con pantalla de 12,3 pulgadas, instrumentación digital de 12,3 pulgadas y faros LED, entre otros elementos. Aun así, todavía puede ampliarse el equipamiento de esta versión con el pack Comfort, que cuesta 3.100 euros y añade luces dinámicas adaptativas, head-up display con realidad aumentada, sistema de detección de ángulo muerto y asientos delanteros eléctricos tipo relax.

Kia Ev 6 025

El acabado GT-Line suma las llantas de 20 pulgadas con neumáticos 255/45 en vez de 235/55, asientos delanteros y traseros ventilados y calefactables y todos los detalles estéticos asociados a este acabado, como pedales deportivos o tapicería GT Line. Para esrte acabado Kia ofrece el pack Premium. Por 2.750 euros suma, entre otras cosas, el techo solar panorámico, tiradores exteriores de la carrocería integrados con despliegue automático, portón trasero manos libres, cámara de 360 grados, sistema de audio premium de la marca Meridian, aparcamiento remoto, detección de presencia en el ángulo muerto y sistema de prevención de colisión en salidas de aparcamiento.

Otro dato interesante para los compradores de un Kia EV6 es que la marca ofrece 2 años de suscripción al servicio de recarga Kia Charge, dos años a la red de carga rápida de IONITY con precios más favorables (0,29 euros/Kwh, en vez de los 0,89 habituales) y el equivalente a la energía para recorrer 10.000 km.

El interior del Kia EV6

En el habitáculo del EV6 se respira un ambiente de sofisticación que combina elegancia, tecnología y confort. Los asientos son auténticas butacas, muy cómodas para viajar y sujetan bien el cuerpo. Gracias a sus ajustes y a la doble regulación del volante no cuesta encontrar una postura cómoda. Y la sensación que ofrecen los materiales, el aspecto visual y el tacto de los mandos es de gran calidad, de coche bien hecho.

Me gusta especialmente la practicidad que ofrece la gran consola flotante entre los asientos delanteros. En su parte superior quedan a mano los portabebidas, el selector electrónico giratorio para la transmisión, el cargador inalámbrico para el móvil y, en caso de equiparlos, los botones para la calefacción y la ventilación de los asientos. Por debajo queda un gran hueco que permite llevar objetos ya de cierto tamaño.

Kia Ev 6 048

Las pantalla de la instrumentación y la del sistema multimedia, cada una de ellas con 12,3 pulgadas, se integran una a continuación de otra en una estructura orientada hacia el conductor. Los gráficos ofrecen una buena definición y los menús para desplazarse entre las pantallas resultan intuitivos y fluidos. En el caso de la instrumentación, cuenta con una función que presenta en una de las ventanas las imágenes reales de lo que sucede alrededor del coche, por ejemplo, al accionar el intermitente para cambiar de carril, lo que permite hacerlo con más seguridad.

Además, bajo las salidas de ventilación centrales existe una botonera que combina mandos físicos con botones táctiles, uno de ellos para cambiar de modo y controlar bien la climatización o el equipo de audio. Una buena idea, siempre más rápida y segura que recurrir a la pantalla táctil si es el conductor el que maneja los sistemas.

Las sensación de amplitud se repite en las plazas traseras; sin embargo, debido a la arquitectura de la plataforma con la batería bajo el piso y al no ser el Kia EV6 un coche tan alto como otros SUV eléctricos, el suelo en estas plazas está más alto en relación a la banqueta que en otros coches, lo que obliga a llevar las rodillas altas. En viajes largos puede ser incómodo, porque tampoco hay mucho hueco para meter los pies bajo la banqueta del asiento delantero.

Kia Ev 6 059

Sin estar entre los más grandes de su categoría, el maletero del Kia EV6 ofrece una capacidad destacable, con 490 litros (10 menos en las versiones con el equipo de audio de alta gama) a los que hay que sumar el espacio bajo el capó delantero, de unos 50 litros en las versiones de tracción trasera y con 20 litros en las de tracción total. Este hueco resulta muy práctico para, por ejemplo, llevar los cables de recarga.

Al volante del Kia EV6: un eléctrico con el que puedes viajar

Si a todo lo que hemos visto hasta ahora añadimos que el Kia EV6 ofrece autonomías homologadas de entre 394 y 528 km, y la posibilidad de carga ultra rápida gracias a la tecnología de 800 voltios, estamos ante un coche eléctrico con el que se puede viajar… y disfrutar del viaje.

He podido realizar un recorrido de pruebas con la versión que, a mi juicio, es la más recomendable: la de tracción trasera con 229 CV y batería de 77,4 kWh, que es la que ofrece mayor autonomía y, sobre el papel, también el mejor equilibrio entre prestaciones y consumo, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,3 segundos, frente a los 8,5 segundos de la versión de 170 CV y batería “pequeña”.

Ojo porque, mientras dure la oferta actual, por apenas 1.200 euros la variante de tracción total es toda una tentación. Pierdes unos 45 km de autonomía y el maletero delantero es algo más pequeñoo, pero ganas casi 100 CV y la tracción al eje delantero. Su capacidad de aceleración da una idea de la diferencia en prestaciones: 5,2 segundos de 0 a 100 km/h ya es una cifra muy seria.

Kia Ev 6 011

Pero insisto, la versión de 229 CV permite un dinamismo de marcha más que sobrado para cualquier tipo de uso, y su conducción resulta muy agradable, a lo que también contribuye el tacto preciso de la dirección y de los frenos. El aislamiento general está muy bien logrado, así como el confort de suspensión a pesar de un tarado de los amortiguadores tirando a firme. Creo que las vesiones GT-Line van sobradas de neumático, demasiado ancho y con perfil muy bajo para un coche que no está pensado precisamente para conducir por carreteras de montaña.

Como es habitual en este tipo de coches con propulsión eléctrica se puede elegir entre distintos programas de conducción, para favorecer el consumo de energía (Eco), las prestaciones (Sport) o un modo intermedio (Normal); además, hay un cuarto programa snow para circular sobre asfalto con poca adherencia. La diferencia es notable, y también conlleva cambios en la forma de presentar la información en la instrumentación. Como en el Ioniq 5, no solo se puede elegir entre distintos niveles de intensidad para el sistema de frenada regenerativa desde las levas situadas en el volante, sino que también hay un modo automático que tiene en cuenta los datos del navegador o si circula un coche delante.

Kia Ev 6 079

También se puede optar por el modo i-Pedal, en el que puedes regular la intensidad de la frenada regenerativa directamente desde el pedal del acelerador. Al principio requiere ser cuidadoso con el pie derecho para encontrar el punto, pero resulta especialmente práctico en ciudad, ya que puedes llegar incluso a detener el coche por completo sin necesidad de pisar el freno.

Otro dato interesante, para los que necesiten tirar de un remolque, es que el EV6 con la batería de mayor capacidad puede remolcar hasta 1.600 kg en las dos variantes (tracción trasera o total), mientras que con la batería pequeña esta cifra se limita a 750 kg.

La carga ultra rápida del Kia EV6: 100 km de autonomía en 5 minutos

Seguro que ya sabes -y si no te lo recuerdo- que de la autonomía WLTP a la real en los coches eléctricos siempre hay diferencias. Y por lo visto durante esta primera toma de contacto, con un consumo en torno a 21 kWh/100 km, que no está nada mal, lo más realista con el Kia EV6 de batería Long Range es plantearse tiradas de unos 400 km.

La potencia de carga que admite la versión con batería pequeña es de hasta 180 kW, y con batería de mayor capacidad es de hasta 240 kW. Esto permite pasar del 10 al 80% de carga de la batería en menos de 20 minutos, o recuperar unos 100 km de autonomía en menos de 5 minutos… si encuentras un cargador capaz de trabajar con esta potencia, que todavía se cuentan con los dedos de una mano.

Todas las versiones llevan de serie un cargador bidireccional V2L, que permite “enchufar” al EV6 un dispositivo externo y alimentarlo con una corriente eléctrica de 230 voltios y 16 amperios. Se puede, por ejemplo, recargar una bicicleta eléctrica, un patinete… o incluso recargar otro coche.

Galería de imágenes Kia EV6

Comentarios cerrados