Probamos el Hyundai Ioniq 5 y estas son las 10 cosas que más nos han gustado

Probamos el Hyundai Ioniq 5 y estas son las 10 cosas que más nos han gustado

Escrito por: Antonio Roncero   @roncero_antonio    8 noviembre 2021     10 minutos

Hay muchos detalles que convierten al nuevo Hyundai Ioniq 5 en uno de los mejores coches eléctricos de momento. Te los contamos en esta prueba

Por fin hemos podido conducir el Hyundai Ioniq 5, el primero de una nueva gama de coches de la marca coreana diseñados desde el principio como vehículos de propulsión exclusivamente eléctrica. Una gama que se completará en 2022 con el Ioniq 6 y el Ioniq 7.

Pero hoy nos vamos a centrar en el Ioniq 5, el segundo coche eléctrico de la marca, tras el exitoso Hyundai Kona EV, con el que ya hemos podido tomar contacto en una presentación dinámica. En nuestra web hermana highmotor puedes leer una prueba completa del Hyundai Ioniq 5, mientras que aquí nos vamos a centrar en los detalles que más nos han llamado la atención. ¡Empezamos!

1.- Diseño del Hyundai Ioniq 5

Si en fotos o en vídeo te genera dudas, mi recomendación es que te pases a verlo en directo por un concesionario Hyundai. Soy de los primeros en reconocer que inicialmente el diseño del Hyundai Ioniq 5 no me llamaba mucho la atención… hasta que pude verlo en directo.

Ioniq 5 07

El coche tiene mucha presencia, y no es ni tan “retro” ni tan “futurista”. Quizás eches en falta una línea más SUV, si lo que buscas es este tipo de carrocería. Pero Hyundai ha llevado muy inteligentemente a la serie lo que nos mostró en el Hyundai 45 Concept, y el Ioniq 5, con una gama de colores muy elegantes, hace girar cabezas a su paso. Te recordamos que mide 4,63 metros de largo, 1,89 metros de ancho y 1,60 metros de alto, con una enorme distancia entre ejes de 3 metros, más propia de berlinas del segmento de lujo.

2.- Presentación y espacio interior

Es otra de las cosas que más nos ha llamado la atención del Ioniq 5, la sensación de tranquilidad, armonía, paz y bienestar que transmite el habitáculo, especialmente en las versiones con acabado bitono y tapicerías claras.

Destaca la pantalla táctil del sistema multimedia, a continuación de la de la instrumentación, ambas de 12,3 pulgadas y agrupadas bajo un marco en color blanco. Y me gusta especialmente que Hyundai consigue un ambiente minimalista sin por ello renunciar a la posibilidad de manejar las funciones principales desde botones bien integrados en el diseño del salpicadero, sin tener que recurrir a la pantalla.

Ioniq 5 41

Otro aspecto a destacar del Ioniq 5 es el espacio interior que ofrece, gracias en parte a su enorme distancia entre ejes y a la anchura de la carrocería. Las plazas traseras son muy cómodas y el maletero tiene una capacidad superior a la media de sus rivales eléctricos, con 530 litros. Bajo el capó delantero existe un hueco adicional de unos 60 litros (25 litros en el Ioniq 5 con dos motores y tracción total) que permite alojar los cables de recarga. El Skoda Enyaq sería la referencia a la hora de hablar de capacidad de maletero entre los coches eléctricos de este tamaño, pero el Ioniq 5 no se queda atrás sumando ambos espacios.

3.- Versatilidad: consola y asientos deslizantes

Detalles que suman a la hora de mejorar el confort y la vida a bordo son la banqueta trasera con regulación longitudinal y respaldos reclinables y el asiento delantero con reposapiés extensible. Atrás incluso hay tomas USB y una toma de enchufe de 230 voltios, en función de las versiones.

Ioniq 5 42

También me ha gustado mucho la consola entre los asientos delanteros, en posición flotante, lo que permite dejar mucho espacio en la parte inferior, que se suma a la multitud de huecos para dejar objetos. Lo mejor es que toda la consola se puede deslizar fácilmente unos 14 centímetros para regular la posición en la que queda el apoyabrazos, dejando incluso cierta libertad para pasar de un asiento a otro, o permitiendo que los pasajeros traseros puedan acceder a los posavasos. En su interior se incluye la bandeja para la recarga inalámbrica del teléfono móvil.

4.- Head-up display con realidad aumentada

El primero que pudimos probar fue el del Volkswagen ID.3 y posteriormente el del Audi Q4 e-tron; y los sistemas Head-up display con realidad aumetnada de instrumentación proyectada en el parabrisas se están popularizando cada vez más. En el Ioniq 5 es de serie a partir del segundo nivel de equipamiento, y con este sistema no tendrás excusa si te pierdes.

Ioniq5 2

En un área del parabrisas de hasta 44 pulgadas, el Head-up display del Ioniq 5 proyecta información virtual como si flotara directamente sobre la carretera, lo que facilita, por ejemplo, saber cuál es la calle en la que hay que girar o el desvío que hay que tomar próximamente. También se puede consultar información relativa a las advertencias de seguridad, las señales de tráfico o la velocidad, sin apartar la vista de la carretera.

5.- Prestaciones y suavidad de marcha

La gama Ioniq 5 se compone actualmente de tres versiones. La de acceso utiliza un motor trasero que transmite una potencia de 170 CV a las ruedas de este eje, y lleva la batería estándar, de 58 kWh. La autonomía WLTP en ciclo combinado es de 384 km. También con motor trasero, pero de 218 CV y ya con la batería de autonomía extendida y 72,6 kWh de capacidad, la versión intermedia anuncia hasta 481 km con una sola carga.

Hyundai Ioniq 5 27

El tope de gama utiliza dos motores, uno en cada eje, totalizando 305 CV de potencia de sistema. Con la batería “grande” anuncia una autonomía de 430 km. En esta primera toma de contacto hemos conducido la versión intermedia, la más interesante por su equilibrio entre autonomía y prestaciones, por lo que merece la pena pagar los 2.700 euros de sobreprecio respecto a la versión menos potente con batería estándar.

Y el Ioniq 5 con este motor pone en valor las virtudes de los coches eléctricos: suavidad de marcha exquisita, con un buen aislamiento acústico y una respuesta al acelerador muy agradable. Los modos de conducción ayudan a dar prioridad a un tacto al acelerador orientado a conseguir la máxima eficiencia, o uno más deportivo en el que sentir su gran capacidad de aceleración y, sobre todo, de recuperación.

Conseguir 400 km de autonomía reales en conducción real con recorrido variado, y acercarse e incluso superar los 600 km si nos movemos exclusivamente por la ciudad parece pan comido. Lo confirmaremos en una posterior prueba a fondo.

6.- Frenada regenerativa con función i-Pedal

La frenada regenerativa es algo que tienen todos los coches eléctricos, pero no en todos cuentas con la facilidad para gestionarla y aprovechar sus ventajas como en el Ioniq 5. Me gusta que pueda manejarse desde las levas del volante en vez de tener que recurrir a una palanca. Y me gusta todavía más que tengas hasta cuatro niveles “manuales”, porque siempre acabas encontrando el que decelera el coche con la intensidad que quieres en ese momento.

Pero también puedes elegir el modo “auto” y dejar que el sistema adopte el nivel de deceleración y recupere energía en función de la conducción, teniendo en cuenta incluso el tráfico de los coches que circulan delante.

Hyundai Ioniq 5 23

Además, desde las propias levas puedes elegir el modo i-Pedal, en el que el pedal del acelerador puede servir al mismo tiempo para ganar velocidad o para activar la recuperación de energía. Requiere un poco de adaptación al principio, pero enseguida le coges el “truco”, y resulta especialmente útil para circular por ciudad, donde la mayoría del tiempo puedes controlar la velocidad y la deceleración sin necesidad de tocar el pedal del freno. En autopista acabas desconectándolo y poniéndolo en “auto” o en el modo de retención más baja, porque con el i-Pedal a poco que disminuyes la presión sobre el acelerador el motor retiene mucho y el coche pierde mucha velocidad, y la conducción parece un poco “a tirones”.

7.- Cargador solar en el techo

Hyundai no ofrece versiones del Ioniq 5 con techo panorámico de cristal, algo que más de uno puede echar en falta. Lo que sí tiene es un elemento muy interesante, de serie en las versiones más equipadas.

Ioniq5

Se trata de un cargador solar fotovoltaico en el techo, que absorbe luz solar para producir electricidad que se puede almacenar tanto en la batería de 12 voltios como en la de alto voltaje, lo que permite mejorar la autonomía. Según la marca, en función de la climatología del lugar donde se utilice el coche, estos paneles pueden recuperar energía como para recorrer “gratis” entre 1.200 y 1.500 km al año.

8.- Carga ultrarrápida: 100 km de autonomía en 5 minutos

Mientras que otros coches eléctricos de esta categoría utilizan tecnología de 400 voltios, el Hyundai Ioniq 5, así como el Kia EV-6 con el que comparte sistema de propulsión, destacan por la utilización de un sistema de 800 voltios. Sí, la tecnología de la que pueden presumir coches como el mismísimo Porsche Taycan, o el Audi e-tron GT.

 Mgl9801

Esto permite al Ioniq 5 anunciar tiempos de carga realmente increíbles. Por ejemplo, con corriente continua y carga rápida a 50 kW la batería de autonomía extendida puede pasar del 10 al 80% en apenas 1 hora, tiempo que se reduce a 18 minutos utilizando un punto de alta potencia con 350 kW. En este último caso bastan 5 minutos enchufados para sumar una autonomía de unos 110 km y proseguir el viaje.

Eso sí, olvídate de recargar el Ioniq 5 en un enchufe doméstico: necesitarás 24 horas con la batería estándar, y unas 30 horas con la de rango extendido.

9.- La carga bidireccional del Ioniq 5

Esta función de carga bidireccional, que todavía no es fácil encontrar en coches eléctricos salvo de alta gama, permite al usuario del Ioniq 5 utilizar un adaptador que, acoplado a la toma exterior, permite cargar dispositivos de hasta 3,6 kW, incluso con el vehículo apagado. Imagina las posibilidades: recargar casi cualquier dispositivo, como un patinete eléctrico, una bici eléctrica o incluso otro coche eléctrico que se haya quedado sin batería.

Ioniq5 3

También hay un enchufe de 230 voltios situado bajo la segunda fila de asientos, para conectar un dispositivo como un ordenador o una tablet. Lo malo es que no se puede instalar como opción, únicamente está disponible de serie en las versiones Energy, las más lujosas y equipadas.

10.- Precio con descuentos y valor añadido

A la hora de hablar de los precios del Ioniq 5 hay que tener en cuenta varias cosas. La primera es que, comparado con sus alternativas más directas, como un Volkswagen ID.4 o un Skoda Enyaq, el precio es ya de por sí competitivo. La segunda, y esto es algo común a la mayoría de los coches eléctricos, que para verlo como una alternativa a los coches con motor de combustión sin que se dispare el precio hay que tener en consideración los descuentos.

Estos son los precios de tarifa del Ioniq 5, en función del motor, la batería y el equipamiento:

-Ioniq 5 170 CV (58 kWh) RWD Light: 43.620 euros
-Ioniq 5 218 CV (73 kWh) RWD Light: 46.320 euros
-Ioniq 5 218 CV (73 kWh) RWD Star: 51.820 euros
-Ioniq 5 218 CV (73 kWh) RWD Energy: 55.020 euros
-Ioniq 5 305 CV (73 kWh) AWD Energy: 59.020 euros

Sobre estos precios Hyundai aplica distintos descuentos: unos 1.200 euros como promoción, otro descuento adicional financiando la compra, otros 480 euros más si entregas un coche para achatarrar… y si sumas los 7.000 euros del Plan MOVES III y sus ayudas a la compra de coches eléctricos, puedes acceder a un Ioniq 5 por menos de 34.000 euros.

Hyundai Ioniq 5 80

Pero hay algo que distingue al Ioniq 5 de su competencia: las ventajas del denominado Plan Full Electric Full Care, que incluye la instalación gratis del punto de carga en el domicilio, un coche alternativo con motor de combustión durante 2 períodos de 15 días al año, 5 los de garantía y 8 años de asistencia en carretera, incluyendo, si fuera necesario, el traslado del coche a un punto de carga si te quedas sin batería.

Galería de imágenes Hyundai Ioniq 5


Comentarios cerrados