Con el Ford Mustang Mach-E, la gama del deportivo americano contará con un SUV de propulsión eléctrica que promete diversión al volante. Lo analizamos en 5 claves

Ford no podía empezar su nueva era electrificada de mejor manera: el nuevo Ford Mustang Mach-E, que debuta en el Salón del Automóvil de Los Ángeles, es todo un bombazo. Primero, por lo que supone la llegada de un nuevo modelo que amplíe la gama Mustang, después de 55 años. En segundo lugar, por el tipo de vehículo: nada menos que un SUV. Y por si fuera poco, con propulsión eléctrica.

Vamos a dar un repaso al nuevo Mustang eléctrico en cinco claves. Antes, para “abrir boca”, os dejamos con este vídeo.

Ford Mustang Mach-E: un Mustang… ¡con carrocería SUV!

Ya lo estás viendo. Muchos no se creían los rumores. Y eso que antes de su presentación se filtraron informaciones e incluso el nombre del Mustang Mach-E. Pero finalmente el Mustang eléctrico no es el resultado de sustituir el motor de combustión por uno eléctrico y acoplar unas baterías al Mustang.

AdvertisementAdvertisement

Ford Mustang Mach E 8

Ford ha desarrollado desde cero un coche completamente nuevo, eligiendo el formato que mejor le viene a los coches eléctricos: la carrocería SUV. Te podrá gustar o no, pero ahí lo tienes. Sus dimensiones son 4.172 mm de longitud, 1.881 mm de anchura y 1.597 mm de altura, con una distancia entre ejes de 2.984 mm.

Sus proporciones hacen que el Mustang esté entre los que podemos denominar SUV “coupés”, o SUV deportivos. Podemos marcar como algunas de las alternativas al Jaguar I-Pace, o al nuevo Audi e-tron Sportack.

Interior: espacio para cinco… y su equipaje

Cinco ocupantes tienen cabida en el Mustang Mach-E. Y según Ford, con espacio para viajar confortablemente.

Pero una de las señas de identidad del Mustang eléctrico a la hora de afrontar los viajes de largo recorrido que permitirá su autonomía es la capacidad de almacenaje. El maletero ofrece 402 litros de capacidad, que pueden ampliarse para llevar objetos voluminosos hasta los 1.420 litros, abatiendo los respaldos de los asientos traseros.

Ford Mustang Mach E 18

En la parte delantera, gracias a lo compacto que resulta el motor eléctrico, sobra espacio para ofrecer un receptáculo adicional de 100 litros. Ford ha pensado que este hueco adicional puede ser muy útil para los que practican deportes o actividades de ocio, al ser un maletero con capacidad drenante, en el que se puede poner ropa sucia o mojada.

Apertura y arranque mediante el teléfono móvil

En un coche tan tecnológico, Ford ha decidido dar el salto y abandonar definitivamente la llave tradicional, sumándose a la tecnología que permite acceder al habitáculo a través del móvil que ya ofrecen otras marcas.

El sistema de Ford se denomina “Phone as a Key”, y permite desbloquear las puertas y accionar la puesta en marcha simplemente contando con el teléfono móvil asociado. Si te quedas sin batería o si pierdes el teléfono, nunca será un problema… siempre que te acuerdes de la clave de seguridad que hay que introducir en un teclado oculto en el montante central.

Ford Mustang Mach E 20

Y para arrancar el motor, el código correspondiente que pedirá la pantalla táctil. Son nada menos que 15,5 las pulgadas que tiene el centro neurálgico de control del nuevo Mustang eléctrico. La pantalla está situada en posición vertical, y el sistema de conectividad es una evolución del actual Ford SYNC 3. También ofrece control por voz. Compatibilidad con Apple Car Play y Android Auto, y actualizaciones inalámbricas que, en el futuro, permitirán incluso cambiar opciones de rendimiento del coche.

Potencia desde 258 hasta 465 CV, dos tipos de batería

Hasta seis son las variantes que anuncia Ford para el Mustang Mach-E, en función de la potencia, del tipo de batería y de la tracción, que puede ser 4×2 o 4×4.

La batería de menor capacidad tiene una capacidad de 75,7 kW. Con ella, el Ford Mustang de menor autonomía alcanza los 420 km con una carga, y acelera de 0 a 100 km/h en menos de 8 segundos. Con la batería de mayor capacidad, que alcanza 98,9 kWh (tiene 376 celdas en vez de 288), el Mustang eléctrico puede alcanzar una autonomía máxima WLTP de 600 km.

Ford Mustang Mach E 5

En la versión más deportiva, el Mustang Mach-E GT, que llegará en verano de 2021, el motor alcanza una potencia de 465 CV, con un par máximo de 830 Nm. Se ofrecerá únicamente con tracción total, y la aceleración de 0 a 100 km/h es inferior a los 5 segundos.

En otras configuraciones, la potencia del Mustang eléctrico puede ser de 337, 285 o 258 CV. En todos los casos la batería está ubicada en el piso, cuenta con refrigeración líquida y tiene una garantía de 8 años o de 160.000 km.

Posibilidades de recarga

Con baterías de semejante capacidad, las posibilidades de recarga cobran una importancia vital. Y el Mustang Mach-E ofrece compatibilidad con la carga rápida de alta potencia, soportando hasta 150 kW. No podía ser menos, cuando la propia Ford es accionista y participante de la red Ionity. A través de una cuenta vinculada a la aplicación Ford Pass, los clientes pueden también acceder a la red de más de 125.000 estaciones de carga pública que ya hay repartidas por 21 países europeos, con la facilidad que permite utilizar un contrato único.

Ford Mustang Mach E 9

Sin embargo, en Ford tienen claro que el 80% de las recargas de los coches eléctricos se realizan en el domicilio de los usuarios. Por ello, el Wallbox Ford Connected es la mejor opción, al permitir unos 50 km de autonomía por cada hora de recarga. También se puede utilizar el cable suministrado para un enchufe doméstico convencional, en cuyo caso la velocidad de carga se reduce drásticamente, necesitando alrededor de 20 horas para una carga completa.

El nuevo Mustang Mach-E se sumará a los SUV eléctricos que llegarán en 2020. Está previsto que se ponga a la venta a finales del año que viene.

Galería de imágenes Ford Mustang Mach-E