Jeep Compass 4xe: ¿interesa el SUV híbrido enchufable de Jeep?

Jeep Compass 4xe: ¿interesa el SUV híbrido enchufable de Jeep?

Escrito por: Antonio Roncero   @roncero_antonio    11 agosto 2020     8 minutos

Analizamos el precio y el rendimiento del Jeep Compass 4xe para ver si merece la pena el SUV con la nueva tecnología híbrida enchufable.

Jeep lanza al mercado su gama 4xe, denominación que identifica a los nuevos modelos híbridos enchufables de la marca americana. De momento lo hace con dos modelos, el Jeep Renegade 4xe y el Jeep Compass 4xe, que comparten sistema de propulsión, disponible con variantes de 190 y de 240 CV.

Con motivo de la presentación nacional pudimos realizar una primera prueba del Jeep Renegade 4xe, tomar contacto con esta tecnología y conocer todos los detalles sobre los precios y versiones de la nueva gama Jeep Compass. Un modelo que también incorpora una versión con el motor 1.3 Turbo de gasolina. Aquí tienes la prueba del Jeep Compass GSe 1.3 Turbo.

Jeep Compass 4xe 2

Ahora toca centrarnos en el nuevo Compass 4xe, el híbrido enchufable, y de qué posición ocupa tanto en la gama Compass como frente a sus rivales.

Gama y precios del nuevo Jeep Compass híbrido

A diferencia del resto de la gama, para el híbrido enchufable PHEV el Compass no se ofrece con acabados Sport, Longitude o Night Eagle. La versión de “acceso” ya lleva acabado Limited, con toda la dotación que ello conlleva.

Los precios parten desde los 43.200 euros para el Compass 4xe Limited, que equipa el sistema de propulsión con 190 CV. Tanto el Trailhawk como el S se asocian a la versión 4xe con 240 CV. Estos son los precios:

  • Limited 4xe 190 CV: 43.200 €
  • Trailhawk 4xe 240 CV: 45.400 €
  • S 4xe 240 CV: 46.400 €

Para evaluar si la tecnología 4xe sale cara o no en el caso del Compass híbrido enchufable, lo primero sería mirar dentro de su propia gama… y no encontrarás una alternativa parecida con motor de combustión. Primero, porque no hay, por el momento, otro Compass que ofrezca tracción a las cuatro ruedas. En segundo lugar, porque el más potente se queda en 150 CV.

Jeep Compass 4xe 4

El Compass 1.3 GSe Turbo con cambio DCT y tracción delantera tiene un precio de 34.950 euros con acabado Limited. Desde este punto de vista, 8.000 euros se nos antoja una diferencia grande por la versión híbrida enchufable. Pero ojo, que te llevas 40 CV más, tracción total y la etiqueta CERO.

Las alternativas al Jeep Compass híbrido enchufable

En cuanto a una comparación con sus posibles rivales, faltaría conocer los posibles descuentos directos, más allá de la oferta con la fórmula de financiación flexible que ofrece Jeep, para concluir si el Compass 4xe está o no en precio. Para que te hagas una idea, un Ford Kuga PHEV es claramente más barato: está disponible desde 34.260 euros, con una potencia de 224 CV. Claro que el Kuga PHEV, no tiene tracción total ni un comportamiento fuera del asfalto como el del Jeep, que puede ser uno de sus principales argumentos.

Jeep Compass 4xe 13

Con tracción total tendrías que buscar entre los Mitsubishi Outlander PHEV, Opel GrandLand X PHEV, Citroën C5 Aircross Hybrid o el Peugeot 3008 Hybrid 4. Los tres modelos del grupo PSA se ofrecen en versiones 4×2 con una potencia de 225 CV, o en variantes 4×4 con 300 CV. Y con precios, incluyendo descuentos, inferiores al que Jeep anuncia para el Compass.

Como un eléctrico a diario, con 50 km de autonomía

Por su condición de híbrido enchufable, el Compass 4xe tiene la ventaja frente a sus hermanos de gama, y a otros SUV que todavía no cuentan con esta tecnología, de poder recorrer unos 50 km en modo eléctrico a diario. Siempre y cuando, eso sí, tengas donde enchufarlo para recargar la batería.

El sistema 4xe añade un motor eléctrico acoplado al de combustión, el 1.3 turbo de gasolina, que puede tener 130 o 150 CV para configurar las dos versiones de potencia disponibles mencionadas, con 190 o 240 CV, respectivamente. Además de ayudar con su fuerza al motor de gasolina, este motor eléctrico puede funcionar como generador, y hace las veces de motor de arranque para el 1.3 de 4 cilindros.

Jeep Compass 4xe 12

En el eje trasero existe un segundo motor eléctrico que en realidad es el principal cuando se trata de moverse sin consumir combustible, o de contar con tracción a las cuatro ruedas. Cuenta con un diferencial integrado y un engranaje reductor, y suministra 60 CV y 250 Nm a las ruedas posteriores. Esto hace que no sea necesario contar con un sistema mecánico entre los dos ejes.

Los modos de conducción del Compass 4xe

El Jeep Compass 4xe cuenta con los modos de conducción habituales de este tipo de coches. Al arrancar se conecta automáticamente el modo Hybrid, que combina los tres motores para primar la eficiencia. En modo Electric el coche se impulsa únicamente por el motor eléctrico trasero hasta que se agota la carga de la batería, o si se demanda más aceleración de la que este motor es capaz de suministrar, entrando en acción el motor de gasolina.

Puede circular impulsado por energía eléctrica hasta una velocidad máxima de 130 km/h, y con una agilidad y dinamismo suficientes para moverte en el tráfico diario.

Jeep Compass 4xe 10

La batería de iones de litio tiene una capacidad de 11,4 kWh, suficientes para poder acercarte sin demasiados problemas a los 50 km de autonomía con una sola carga. La carga completa puede realizarse en menos de 5 horas utilizando un enchufe doméstico, aunque puedes rebajar este tiempo hasta unas dos horas en el caso de utilizar un Wallbox con una potencia de 7,4 kW.

Un tercer botón en el selector de modos de conducción, situado por delante de la palanca de cambios en un lugar no precisamente de fácil acceso, permite activar el interesante modo E-Save. Permite, previo paso por el menú correspondiente en la pantalla táctil para elegir la modalidad, ahorrar batería para consumirla más adelante, o utilizar el motor de combustión para que accione el generador y produzca electricidad a bordo, recargando la batería sobre la marcha, a costa de un mayor consumo de combustible.

Un 4×4 de verdad

Una de las dudas que puede surgir al comprador de un Compass es si la versión híbrida enchufable mantiene las cualidades offroad que se esperan de un Jeep. Y a falta de una prueba más a fondo, nuestra primera respuesta es afirmativa.

Para empezar, no hay que temer por la fiabilidad del sistema híbrido. La batería y el inversor se alojan en una carcasa de acero estanca y resistente, lo que permite seguir ofreciendo una notable profundidad de vadeo de 40 cm, que aumenta hasta los 50 cm en las versiones Trailhawk.

Jeep Compass Limited 4xe (7)

El resto de cotas TT también son favorables, y la conversión a híbrido no obliga a renunciar a la posibilidad de llevar una rueda de repuesto de tamaño estándar, que es algo más necesario que recomendable si quieres salir del asfalto con ciertas garantías. El maletero se queda entonces en 420 litros, que no está mal.

El mando de control giratorio Selec-Terrain permite elegir entre cuatro programas de conducción, Auto, Sport, Nieve y Arena/Barro, modificando la respuesta del motor y de los sistemas electrónicos de ayudas a la conducción para conseguir la mejor motricidad posible. En el caso del Compass Trailhawk se añade un modo “Rocas”.

Con el Jeep Compass 4xe por campo

Dentro del mando del Selec-Terrain se encuentran los botones para activar el eficaz control de descenso de pendientes y los programas 4WD Lock y 4WD Low. En el primer caso se conecta de forma permanente la tracción “eléctrica” al eje trasero para circular por debajo de 15 km/h. Superada esa velocidad, la tracción funciona de forma automática, repartiendo el par entre ambos ejes en función de la adherencia. Y parece hacerlo de forma más rápida y eficaz que un sistema mecánico.

Jeep Compassth 4xe 04

No hay posibilidad de quedarte sin tracción al eje trasero: el motor eléctrico que hace las veces de generador se encarga de proporcionar corriente de alta tensión al motor eléctrico trasero, para no depender de la carga de la batería. Habrá que comprobar en una prueba con un recorrido largo por campo qué precio hay que pagar en consumo.

Y si la cosa se pone muy difícil, el modo 4WD Low se ha programado para sacar el máximo partido al sistema de tracción, aunque no debes confundirlo, a pesar de su nombre, con una “reductora”.

La sensación en esta primera toma de contacto es que el sistema funciona muy bien, y que los cambios efectuados por Jeep en el Compass para mejorar el aislamiento y el confort de marcha general no se notan solo en carretera: en pistas muy bacheadas, e incluso en situaciones de cruces de ejes, el Compass se muestra un coche muy confortable.

Jeep Compass 4xe 1

A cambio, las carreteras viradas no son su punto fuerte. Sobre todo si quieres sacar partido al sistema de propulsión, capaz de proporcionar unas prestaciones notables, que llevan al Compass 4xe a acelerar de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos y le permiten alcanzar los 183 km/h en la versión de 190 CV, rebajando la aceleración corta a 7,3 segundos y con una punta de 200 km/h en el caso del 240 CV.

En cuanto al consumo, lo ya habitual en estos coches: puedes conseguir medias por debajo de los 3 l/100 km en modo híbrido si conduces de forma eficiente mientras la batería mantenga carga… o subir por encima de los 10 litros cuando es el motor de combustión el que tiene que encargarse de la mayoría del trabajo, hasta que vuelves a pasar por un enchufe.

Galería de imágenes Jeep Compass 4xe híbrido enchufable


Comentarios cerrados