Renault Captur y Mégane Sport Tourer E-TECH: probamos los nuevos híbridos enchufables de Renault

Renault Captur y Mégane Sport Tourer E-TECH: probamos los nuevos híbridos enchufables de Renault

Escrito por: Antonio Roncero    30 julio 2020     9 minutos

Con la misma tecnología híbrida enchufable, el Renault Captur y el Mégane E-TECH son ideales si buscas un coche con etiqueta CERO o una alternativa al diésel

La apuesta de Renault por la electrificación se extiende ahora más allá del éxito cosechado por su gama de vehículos de propulsión 100% eléctrica, con el ZOE como abanderado. Un coche coche eléctrico que, en su nueva generación, por prestaciones, autonomía, agrado de uso e incluso precio y coste por kilómetro, sí puede considerarse como una alternativa cien por cien real a un coche con motor de combustión. Te lo contábamos en esta prueba del Renault ZOE.

Renault Megane Iv Estate E Tech Plug In (kfb Phev)

Pero si aunque tengas un enchufe cerca no quieres depender siempre de la corriente eléctrica, o si necesitas un coche más preparado que el ZOE a la hora de afrontar viajes largos, la solución dentro de la gama Renault es uno de su dos nuevos híbridos enchufables: el Captur E-TECH o el Mégane Sport Tourer E-TECH.

Empecemos por repasar la tecnología que comparten estas nuevas versiones PHEV.

La tecnología híbrida enchufable Renault E-TECH

Aquí puedes profundizar más sobre las claves de la tecnología E-TECH de Renault. Lo que conviene saber es que tanto el Captur como el Mégane E-TECH utilizan exactamente el mismo sistema de propulsión. Una tecnología híbrida que también hemos ensayado ya en el Renault Clio E-TECH, aunque en este caso con una batería más pequeña y de menor tensión, que no puede enchufarse a la corriente, por lo que se recarga sobre la marcha.

AdvertisementAdvertisement

Renault Captur E Tech Plug In (hjb Phev)

La primera diferencia entre ambas tecnologías es clara: el Clio se desplaza en modo eléctrico durante muy pocos kilómetros y a baja velocidad, siendo la función principal de los motores eléctricos la de asistir al motor de combustión para reducir en la medida de lo posible el consumo.

Renault Megane Iv Estate E Tech Plug In (kfb Phev)

Sin embargo, en los Captur y Mégane E-TECH, que son híbridos enchufables, la batería de mayor capacidad y tensión permite que los motores eléctricos rindan más potencia, y que ambos coches se puedan desplazar únicamente en modo de conducción eléctrico durante unos 50 km, a velocidades de hasta 135 km/h. Esto hace que el Clio tenga el distintivo ECO de la DGT, mientras que el Captur y el Mégane E-TECH cuentan con la etiqueta CERO.

Galería de imágenes Renault Captur E-TECH

 

Dos motores eléctricos y uno de gasolina, 160 CV

La parte mecánica es idéntica en Captur y Mégane E-TECH. Combina un motor de gasolina atmosférico de 1,6 litros con 90 CV, y dos motores eléctricos. De ellos, el de menor potencia tiene como funciones principales hacer de generador y de motor de arranque para el motor de combustión; el más potente es un motor “propulsor”, destinado a mover las ruedas.

Renault Captur E Tech Plug In (hjb Phev)

Existen muchas combinaciones de funcionamiento, pues los dos motores eléctricos pueden ayudar al motor de combustión, mover el vehículo, regenerar energía en fases de deceleración… Todo está gestionado por el sistema de control híbrido, y es posible gracias a una caja de cambios que no necesita embrague ni sincronizadores. El pequeño motor eléctrico es el encargado de hacer la función de los sincros, acelerando la velocidad de giro del motor de combustión para acoplarlo a la relación de la caja de cambios cuando el sistema funciona en modo híbrido.

Renault Megane Iv Estate E Tech Plug In (kfb Phev)

Renault anuncia una potencia total para los híbridos enchufables que alcanza los 160 CV. En ambos casos la batería es de 9,8 kWh de capacidad, y puede recargarse en unas cinco horas en un enchufe doméstico. El mínimo tiempo de recarga, aunque utilices un wallbox o un punto de carga público, es de unas 3 horas, al estar limitada la potencia de carga a 3,7 kW, con el cargador incluido en el coche. En cualquier caso, suficiente para este tipo de vehículos, pensados para recargarse por la noche.

Agrado de conducción y mínimo consumo… si recargas

En lo referido a la conducción, prestaciones o autonomía, las diferencias entre el Captur y el Mégane E-TECH son mínimas, producto más de la diferencia de peso y la aerodinámica que de otra cosa.

Esto quiere decir que, mientras puedas salir de casa con la batería cargada, lo haces con la posibilidad de moverte en torno a los 50 km que anuncian según el ciclo WLTP en modo eléctrico, denominado “Pure”. Contarás con suficiente empuje, gran suavidad y podrás circular a una velocidad de hasta 135 km/h. A diferencia de otros híbridos de este tipo, la conducción en modo eléctrico no implica ir muy pendientes del pedal del acelerador.

Renault Captur E Tech Plug In (hjb Phev)

La respuesta es suficiente en casi cualquier situación del tráfico en la ciudad o su periferia, incluso en vías interurbanas. Al llegar a los 135 km/h, si no aceleras a fondo, sencillamente el coche ya no gana más velocidad. Y si necesitas más potencia de la que suministra el modo eléctrico, o superar esos 135 km/h por cualquier causa, basta con acelerar a fondo, como par activar el “kick-down” en un coche automático.

En el modo de conducción híbrido MySense la conducción de los Captur y Mégane E-TECH sigue siendo silenciosa y agradable, con el empuje de los motores eléctricos a modo de “turbo”, aportando un empuje instantáneo desde bajas vueltas o al acelerar que no puede suministrar el motor atmosférico. Y cuando este último entra en juego lo hace sin excesivo ruido, lo que no altera la sensación general de confort que ofrecen estos coches.

Renault Megane Iv Estate E Tech Plug In (kfb Phev)

En este modo híbrido, con la batería cargada, podrás moverte con consumos de combustible que rondarán los 2 l/100 km, al menos durante unos 100 km, hasta que la batería agote su autonomía eléctrica. A partir de aquí, hasta que no vuelvas a pasar por un enchufe, Captur y Mégane E-TECH funcionarán como híbridos auto recargables, con un consumo medio que se moverá en torno a los 6,5-7 l/100. Existe la posibilidad de activar el modo “E-SAVE”, que ahorra batería para asegurarte autonomía eléctrica por si quieres tener las pilas cargadas al llegar a la ciudad.

El funcionamiento de la caja de cambios, que no deja ninguna posibilidad de control al conductor más allá de elegir el modo “B” para una mayor retención al levantar el pie del acelerador, hace que no puedas aprovechar los 160 CV de potencia para conducir de forma deportiva en una carretera de curvas, ni siquiera eligiendo el modo “Sport” en el sistema Multisense. Pero las prestaciones no son un problema, ambos modelos aceleran y, especialmente recuperan desde marchas largas mejor incluso de lo que esperas para un coche con esta potencia.

SUV o familiar: dos opciones de carrocería

Sin ser rivales naturales, para quien se plantea la compra de un híbrido enchufable con este presupuesto, puede haber dudas sobre si elegir un Captur o un Mégane Sport Tourer. Dudas que se resuelven rápido.

Ambos coches mantienen las cualidades de las versiones con motor de combustión de las que derivan, salvo por la pérdida de maletero que supone la adaptación del sistema híbrido enchufable. Tanto en el Captur como en el Mégane, esta transformación implica la instalación de un eje multibrazo trasero, en vez de la suspensión más sencilla de eje torsional del resto de versiones.

Renault Captur E Tech Plug In (hjb Phev)

El Captur es más práctico para el uso diario, por la mayor facilidad para entrar o salir del habitáculo, por la modularidad que ofrece la banqueta trasera deslizante, por su puesto de conducción en posición más elevada que te permite dominar mejor el tráfico… Pero si te va a tocar hacer con frecuencia viajes largos por autopista, mejor el aplomo y la sensación de ir más pegados al suelo del Mégane. Este último también tiene la particularidad de poder combinarse con el atractivo acabado deportivo RS Line.

Precio: ¿cuánto cuestan los híbridos enchufables de Renault?

Hay dos formas de ver si la tecnología híbrida de Renault es barata o cara. Una es compararla a los Renault Captur E-TECH y Mégane Sport Tourer E-TECH con las versiones equivalentes con motor de combustión en sus propias gamas. La otra, ver cómo están sus precios frente a modelos híbridos enchufables de marcas rivales en sus mismos segmentos.

Renault Captur E Tech Plug In (hjb Phev)

En el caso del Renault Captur E-TECH, tiene un precio con descuento promocioal incluido (puedes conseguir uno adicional por financiar la compra) desde 31.000 euros para la versión con acabado Zen, y desde 32.300 euros con el acabado SL Edition. Lo más parecido en la gama es el Captur TCe con el motor de gasolina y cambio automático EDC, que cuesta 6.500 euros menos a igualdad de acabado.

El Mégane Sport Tourer E-TECH, se ofrece desde 30.906 euros con acabado Intens, mientras que el Zen cuesta 31.830, y el RS Line se va a 33.766 euros. Aquí, la diferencia con el TCe de gasolina de 160 CV y cambio EDC es de unos 5.700 euros. En los dos casos es posible abaratar la “inversión” en la tecnología híbrida enchufable si te acoges a las ayudas del Plan Moves.

Renault Megane Iv Estate E Tech Plug In (kfb Phev)

¿Frente a sus rivales? Pues el Captur E-TECH no tiene muchos, prácticamente ninguno con unas características similares. Por precio una alternativa podría ser el Kia Niro PHEV, que es más grande. El Mégane Sport Tourer E-TECH, y el futuro Mégane E-TECH de cinco puertas, sí tienen más competencia. Kia ofrece la versión híbrida enchufable del Ceed familiar, más barata que el Mégane. Y tanto el Golf híbrido como el nuevo Seat León híbrido están a la vuelta de la esquina.

Os dejamos con un vídeo en el que se puede apreciar el funcionamiento de la tecnología E-TECH de Renault:

Galería de imágenes Renault Mégane Sports Tourer E-TECH

 

Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.